La Amiga Más Caliente!🔥

Las mujeres somos unas guerreras desde que nacemos, y creo que estamos preparadas para lo que venga así sea desconocido.

Luego de pasar la difícil etapa del desarrollo y la adolescencia, vienen en muchos casos los embarazos y crianza de los chicos que es una etapa “de locura”, pero el amor es más fuerte así que usualmente sobrevivimos sin perdida de cordura. 

Al llegar a los cuarenta, ya he dicho varias veces con anterioridad, que se vive con intensidad, seguridad y certeza, en una frase “ya no te echan cuentos” salvo algunas excepciones.

Junto con esa sabiduría llega una etapa que muchas de nosotras por vanidad no nos gusta ni mencionar porque desde pequeñas asociamos con vejez y a ninguna mujer le gusta sentirse vieja. Es nuestra “amiga más caliente”; la señora MENOPAUSIA, jajajajaja nos guste o no ella llega sin pedir permiso, los primeros síntomas se empiezan a sentir a mediados entre 40 y 50 años y adivinen?? Dura aproximadamente 10 años hasta que finalmente no se menstrúa.

Creo que las nuevas mujeres de cuarenta debemos cambiar ese paradigma de menopausia = vejez (achurrada), porque nosotras somos los nuevos 30 y eso no lo digo yo sino los estudios, la vida es muy diferente ahora que hace 40 años atrás, en que las mismas mujeres se reprimían de muchas cosas, se empezaban a vestir como doñitas, se cortaban el pelo a lo hombre (pero sin estilo alguno ojo!), no se ponían más tacones, se convertían practicamente en las “hermanitas” de sus maridos (nada de nada), se dejaban de maquillar y así una lista de otras cosas que marcaban como un antes y un después en sus vidas y en la vida de quienes las rodeaban, ajo! Y cuando ya era oficial que entraban en la menopausia practicamente había que conseguirles la silla mesedora y la madeja de lana para tejer (mismas abuelitas). Situación que no pasa con los hombres, para que sepan, yo no sé si ellos a esa edad es que necesitan reafirmar su masculinidad pero les entra lo de papasito/chulito y hasta los más tranquilos se alborotan. Jajajaja

Entonces figúrense ahora afortunadamente ya estamos mas a tono con ellos y si ellos quieren salsa, eso es lo que reciben, porque sus mujeres estamos más seguras que aquellas que se echaban al abandono. Ahora es cuando nos dimos cuenta que estamos como el buen vino y menos dejarnos.

Pero la naturaleza del cuerpo humano es como es y nuestra querida menopausia viene con todos sus sintomas así nos sintamos las reinas del universo; entonces la parte sabrosa viene aquí; 1) cambios de humor repentinos, 2) Sofocos, calores, bochornos o como usted desee llamarlos pero eso es como si te echaran gasolina y te tiraran un fósforo (es terrible y asfixiante), pero solo dura como media hora y de repente ya se te pasa, y ocurre varias veces al día (sí ya me está pasando y qué?), 3) los períodos son molestosos (a veces es preferible quedarse en casa, la que puede), 4) dolores de cabeza, 5)dolores en articulaciones, 6) en algunos casos pérdida de líbido.

En fin ustedes figúrense nosotras todas divinas como andamos siempre y de repente el síntoma que más nos ataca en la calle y nos deja en evidencia; – el calor derretidor- literalmente sudas como si estuvieras haciendo ejercicios y no te has movido, pero para toda situación existe una manera decorosa de salir y este cuerpito que está aquí no sale de su casa sin su abanico en la cartera, (a veces andaluz de los finos hermosos o a veces los de 1.99, pero que importa todos abanican igual), JAMAS abanicarse con la mano o con revistas y cartones, y me ha pasado no se crean, se me ha quedado uno que otro día el abanico y me toca tragar sapos. El glamour señores es el glamour y hay que respetarlo; para el cabello sudado una cola coqueta o trenza el asunto es no verse desastroza; la bolsita de maquillaje siempre a mano para los retoques y por supuesto en el país en que vivimos estar siempre preparada con botellas de agua. Y si hay varios eventos al día, procurar cambiarse es una buena manera de mantenernos renovadas y frescas. Para los dolores un par de tylenol y lista. Para todo hay solución en esta vida menos para la muerte mis queridos. Y nosotras las mujeres somos realmente ingeniosas. Si nos sentimos muy mal solo llamamos al ginecólogo que se convierte en ocasiones en nuestro paño de lágrimas y él termina recetando algo para este frenesí de locura. jajajajaja

Finalmente digo, nos hemos dado cuenta de nuestro potencial y de que la que aguanta lo mucho, aguanta lo poco y después lo que viene son éxitos porque entonces tendremos la tranquilidad que dan los años vividos y sexo más placentero y relajante, las mujeres de todas las edades tienen derecho y la verdad es que físicamente pueden llevar una vida normal y tranquila como siempre sin tapujos ni mojigaterías y sin algunos estreses de muchachita.

Somos divinas, nada nos apambincha y recordemos que amarnos a nosotras mismas es cosa de todos los días; en la medida que nos amemos y protejamos, vamos a amar a nuestros seres queridos con mayor intensidad.

Besitos besitos a todas mis calenturientas amigas cuarentidivas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s