Chifeos con Cariñito

BAD7026A-22B3-4891-ACDD-4C4E9CA653C9

Si hay algo real en este mundo es que no todos los seres humanos tenemos la capacidad de ser transparentes y decir o hacer realmente lo que pensamos; la mayoría, ya sea por no herir susceptibilidades o porque sencillamente se vende como gente que no es, dependen de la persona que tengan en frente para dar paso a su proceder.

No les ha pasado que algunas veces llegan a lugares y se encuentran con alguna persona conocida del medio, que siempre te ve como poca cosa;  pero ese día te saluda muy eufórica, tú quedas disque “what?” Y a este que le pasó?, igual tu saludas por cortesía, y días después le ves nuevamente en otro lado y se hace la loca?, solo quiere parkear con sus allegados y resulta que en el primer evento no había ninguno de sus compinches por lo que una cara conocida le pareció estupenda para usar como tabla de salvación y no verse como un “forever alone” (actitud despreciable, nada que ver), pero entonces le vas a saludar y casi casi que le sacas el saludo con tirabuzón. Hace años tuve una compañera de trabajo que decía: “a mí o me saludas siempre bien o te vas a la mismísima m…..a”, y tiene razón, por qué rayos hay que tolerarle esas bipolaridades a otros, ya suficiente con nuestros propios lios. Repito y sigo repitiendo a lo largo de muchos de mis artículos: “Recuerden que a todos nos van a comer los mismos gusanos”.

Pero existen otros momentos en que uno siente que debe guardar la compostura y puede tener un trato muy familiar con alguien pero en el ambito profesional hay que moderarse y saludar hasta de “usted” delante de otras personas para evitar comentarios. A veces cuesta hacer ese paréntesis pero toca porque hay que comportarse (protocolo propio del lugar y momento).

Por otro lado hay gente ”melcochosa”, a las que de verdad no se le quiere hacer el feo pero es que no todo el tiempo se está con humor o de talante para estar a tono con conversaciones largas y extensas que de repente no son las que en ese momento captan tu atención, y hay ratos en que dices “oye quiero escuchar lo que está diciendo otra persona pero tiene uno al perico al lado que no suelta su monólogo” y claro no quieres ser grosero porque no es mala persona pero es pegajoso.

Dónde me dejan a los admiradores??, una los ve de lejos y observas su lenguaje corporal que poco les falta para saltar como resorte y quedan a tu lado, se le salen los ojos jejejejeje, a tal punto que provoca preguntarles si se tomaron una bebida energética, miren pasa algo con nosotras las mujeres:

1) Está el admirador disque muy discreto y tranquilo que se vende como amigo pero por dentro está que quisiera caerte a arropes y
2) Está el admirador hiperactivo que no se puede quedar tranquilo y habla hasta por los codos y te dice cosas insinuantes que incomodan;
En cualquiera de los dos casos si a una no le gusta ese hombre, el pobre se puede poner de cabeza y no le paras bolas y hasta lo chifeas cada vez que puedas (eso da pena decirlo pero sí pasa).
Peeeero si el hombre te gusta, todo lo que haga te parece estupendo, gracioso y estás muy disimuladamente controlada escuchando cada palabra de su boca como queriendo borrársela a besos jejejejeje.
Las mujeres somos el enigma de la vida; ay! Que risa.

Pero hay otro fenómeno que es cuando él gusta mucho de ti y no te es indiferente pero tampoco es que te mueres por él, al pobre le toca un trabajo de convencimiento bárbaro, tiene que ser perseverante.

Una muy querida amiga me contó que quien hoy en día es su esposo, le costó un pie levantársela porque él le caía muy bien pero no le dio ni el chance porque ella estaba en una relación y al terminar la misma tampoco sentía ganas de empezar con otro, deseaba estar sola un tiempo (lo que yo llamo el detox emocional), dice que cuando lo veía a lo lejos que venía afanado a saludarla a veces no sentía ganas de escuchar el “cortejo” pero él le caía tan bien que no le hacía el desaire y terminaban echando cuentos, y así fue como poco a poco con mucha paciencia se la ganó hasta que calló como papaya, pero le tocó su buena labor Jejejejeje historias patrias que ahora dan risa.

También existen los más peligrosos de todos; los hombres con labia, que son “inchifiables”, porque no te dan tregua.

Un hombre guapo con labia es un peligro total y lo más seguro es que caigas redondita (porque se las sabe todas como tio conejo), y más seguro que seguro es que sea super mujeriego y promiscuo porque su naturaleza de conquistador lo domina.

Pero los reyes indiscutibles y titanes en cualquier rin son los FEOS con labia, estos señores no tienen la suerte de los guapos que con su guapura ya tienen el 50% del trabajo hecho, los feos tienen que poner toda su ingeniosidad, aplomo, genialidad, caballerosidad, originalidad ( sí sí exacto, mínimo un creativo de publicidad gringa), que haga que quedes maravillada y caigas a sus pies, es por eso que vemos cientos de parejas en el ambiente artístico que la gente dice “wao! Como esta mujer tan espectacular queda casada con ese tipo que parece un bacalao?!” Pues claro esos encima de la super labia, tienen la super billetera, con eso no hay quien compita.🤣🤣🤣🤣 que risa.

En fin, en este artículo salté del ambiente social, amistoso hasta el sentimental emocional, porque en todos hay chifeos unos con cariñito y otros no tanto, pero es que ya a estas alturas de mi vida he notado que todo depende de como nos sintamos un día X ó Y. Pero ojo! Sí es muy cierto que existe gente cretina y alzada que te ve por arriba del hombro ya sea porque tiene más dinero, status y poder; otros porque son famosos conocidos igual son unos limpios pero se la juran y hay algunos que hasta por belleza (no saben que eso es lo primerito que se esfuma)…..

Cierto es que a veces tu le caes mejor a algunas personas de lo que ellos te caen a ti jajajajaja y por esa razón te buscan, entonces ten paciencia y cada vez practica menos los “chifeos con cariñito” trata de encontrarles el gusto, todos somos un hermoso complemento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s