Con Jaime hasta la luna

 

Usualmente mis conversaciones son con mujeres que me cuentan como han sido sus vidas para llegar donde estamos ahora y como podemos ayudar a otras a través de sus experiencias.

Pero como Dios escribe recto en líneas torcidas, en esta ocasión me llevó por un camino al que llegué directo al corazón del estupendo diseñador panameño Jaime Luna. 

Que mejor persona para que me diga sin tapujos como se empodera a una mujer, con todos sus atributos, desde la perspectiva de un hombre.

Empiezo diciendo que es otro ser humano enriquecedor, con mucho mundo y con un espíritu creativo e inquieto; me llamó poderosamente la atención que anda a mil, con un sin número de cosas en la cabeza y varios proyectos funcionando al mismo tiempo, sin embargo; lo suficientemente respetuoso para escucharme y permitirme escucharlo; una vez nos sumergimos en la extensa conversación solo nos interrumpian nuestras propias risas escandalosas (y todo mundo nos veía, pero eso daba más risa). Coincidimos en muchas maneras de pensar y aunque soy una virgoriana metódica con todo a mi manera; él es un canceriano, abierto, espontáneo, creativo, sentimental pero fuerte como roble.

Independiente desde muy temprana edad aprendió que la vida profesional se forja a pulmón; luego llegó el matrimonio con altas y bajas pero a las finales siempre junto a su alma gemela de la cual se ha enamorado varias veces en 30 años. En eso pensamos igualito (quien nos va conocer mejor y quien nos va soportar todas nuestras mañas?) jajajajaja

Entre la creación de la escuela de diseño de modas en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Panamá, (en donde da conversatorios cada cierto tiempo); los cursos de diseño y confección en el Inadeh; eventos privados; seminarios; diseño de vestidos para reinas y novias; la atención de las clientas habituales y muchas otras cosas; es que Jaime ocupa su valioso tiempo y eso sin contar sus viajes de trabajo.

Conoce mucha gente pero es de pocos y selectos amigos que van desde la magia hasta la ecología pasando por la moda.

Una de las cosas que me impactó es que Jaime es el único diseñador de modas que he escuchado en toda mi vida que diseña para mujeres reales talla 8, 10 y hasta 16 o más.  Para él la extrema delgadez es francamente preocupante y no es para nada algo bonito ni saludable; me contó que en ocasiones le ha tocado vestir modelos en eventos que están tan delgadas que le parece que van a caer desplomadas.

Creo que si tuviera que escoger entre una de esos estándares casi anorexicas y un rellenita escogería la rellenita sin dudas. Además de que su fiel clientela son de carnita sobre el hueso. Y otra cosa; los 40 son los nuevos 30, la edad ya no es impedimento para muchas cosas.

Indicó que hay dos fenómenos, inexplicables para él, el primero que ha observado en mujeres de 40 y más años a lo largo de su extensa carrera y es que en su mayoría quieren ponerse mini faldas sí o sí. Y dice: “no entienden que se pueden ver guapas, elegantes y finas sin mostrar tanto sus rodillas que las hacen ver como mujeres que desean verses como chiquillas; no hay nada de malo con tener cuarenta y tantos o cincuenta y tantos si disfrutas de vestirte para tu edad; hay muchas piezas sexys para damas de ese rango”.

Y el segundo (parafraseando): “Es que las mujeres están con la obsesión de la delgadez y estar cada vez más flacas solo para verse ellas entre si; porque los hombres no tenemos ningún problema con eso; es más a los hombres nos gusta una mujer real, con curvas”.

Uno de los grandes placeres de la vida es comer; no para ponerse desbordados de gordos pero si para ser felíz. Sin temor a equivocarse expresó de corazón, que nadie que se mate de hambre para ser tan delgada como una percha es feliz, pero sin duda hay que controlar la boca y mantenerse saludable en un peso ideal.

Tiene una espiritualidad marcada (conexión directa con el creador) y luego de algunos quebrantos entendió que su misión además de todo lo que había hecho siempre, era ayudar a mujeres de todo tipo; principalmente de estratos humildes, para salirse del circulo cochino del maltrato intrafamiliar.

Luego de muchos años ver llorar a las mujeres es algo normal; las mujeres necesitan eso para crecer, drenar y avanzar.

Es sin duda Jaime, una persona a la que no le impresionan los bienes materiales; sin embargo el intelecto y la cultura lo deslumbran.

Son muy importantes las personas con buenas intenciones y mantenerse alejado de todo el que pueda robarle su energía es indispensable.

La familia es importante en la vida de todas las personas hay que estar en paz y eventualmente nuestros padres se convierten como en nuestros niños. Todo es un ciclo; yo pienso igual.

En fin, para terminar, es amante de los perros (los labradores su debilidad); se le iluminaron los ojos hablando de sus mascotas.

No es un hombre de vicios pero el buen comer es una lucha diaria porque no hay que abusar.

Para mi sin duda alguna fue una extraordinaria experiencia que no pensé nunca vivir, creo que me he ganado un nuevo amigo y asesor en algunos aspectos de mi feminidad.

En hora buena por esa manera tan original y única de ser. Nos despedimos con una promesa que cumpliré Jaime; cuando llegue a la cima serás el primero.

Besitos totales😘😘😘

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s