Los Grandes cambios empiezan con un pequeño paso…

490360BB-F44D-4A74-A67C-45BD0F5CF50F

Gran parte de las veces que la gente siente depresión o decepción de sus propias acciones, vergüenza y hasta baja autoestima que degenera en sentimientos que es mejor ni mencionar, el factor constante es el hacer las mismas cosas que por supuesto dan los mismos resultados (monotonía total) y es entonces cuando nos replanteamos y pensamos si sería mejor cambiar.
Pero como los seres humanos somos cíclicos todo lo resolvemos por etapas, curiosamente esperamos hacer esos cambios en fechas que para nosotros signifiquen algo, como el día de nuestro cumpleaños, principio de año, comienzos de mes o alguna otra fecha que tenga un simbolismo; yo analizando pensé: “que diferencia existe entre empezar, por ejemplo, una dieta el 2 de enero (principio de año) o un lunes o a principios de mes y empezarla un día X del año? Pues: NINGUNA, jejejeje son barreras imaginarias; algunos conocedores dicen mejor no empezar un viernes porque es fin de semana y te vas a boicotear, o mejor no en tiempo de fiesta o viaje porque no lo lograrás y tiene bastante sentido; pero créanme aquella persona que no está realmente comprometida con su meta no lo va lograr en ningún momento. (Aplica para todo)

Entonces pienso; mejor me compro un calendario de esos grandes que tienen cuadros por día y uno sabe en el momento en que debe existir ese punto de quiebre y hacer cambios gigantes, ese día, sea el que sea, sí debemos marcarlo para tener presente el inicio del proyecto que queremos emprender con resultados positivos.

En mi último artículo del 2017 les confirmé que para este año no iba hacer resoluciones ya que voy a dejar que las cosas fluyan para no estresarme, haré lo que tenga que hacer cuando corresponda y cuando sienta que debo empezar a hacer lo que desee; es mi nueva técnica porque antes todo lo planeaba y no todo lo alcanzaba, así que mi primer cambio va consistir en diferencia de táctica.

Hace años trabajé en una oficina, que ya les mencioné antes con el jefe cretino, se acuerdan? Bueno, cuando llegué allí afortunadamente había otra jefa que si era cool y bastante mas justa, luego de un tiempo, ellos contratan a unos consultores que empezaron a llegar a la oficina mas seguido por su trabajo; luego de algunos meses uno de ellos que había tomado confianza con nosotros y un buen día me dice: “ya estamos llegando al final de nuestro trabajo pero no podía irme sin decirte que haz sido muy amable y que jamás cambies tu manera de ser, jamás, escucha mi consejo que yo sé por qué te lo digo; siguió: te diré una analogía de lo que eres tu en una oficina tan fría como esta; eres como cuando uno abre el platillo de las sodas de botella que suben las burbujas y hacen el sonido ese efervescente que todos aman”; y yo le pelé los ojos y me dice: “sí no te asustes ni extrañes, aquí se tratan temas serios y en ocasiones no con el mejor ánimo y tu constantemente con una amable sonrisa, nos ayudas con lo que vamos a beber, nos organizas la reunión y tienes estupendos temas de conversación una muchacha agradable, además fulanita (la otra jefa) dice que eres una lady y que desde que tu  llegaste hasta compras flores una vez a la semana y celebras los cumpleaños; ella dice que le has dado un toque muy sofisticado a la oficina” yo no solo me sentí extraña, sorprendida, halagada y agradecida con él por su franqueza sino que la jefa dijo cosas que me hicieron sentir muy bien en una posición donde el otro patán me hacía sentir como tachuela jajajajajaja no sabía si agradecer ó pedirle que ya que tenía esas cualidades me recomendara para trabajar en otro lado Jajajajajaja ese diminuto lapso de tiempo en que te sientes la reina del baile. Sí, ya sé que están pensando que de repente el tipo me estaba adulando porque me estaba tirando los perros, pero no era así por dos razones:1) era muy franco y ya tenía meses conociéndome y había crecido una camaradería muy agradable; y 2) mi estimado era a todas luces un gay muy elegante y trabajador, estupendo ser humano por cierto.
Así que sus palabras decidí tomarlas como reales viniendo de alguien que no ganaba nada con decirme algo así.
La que si ganó fui yo, porque fue gracias a ese comentario que descubrí los cambios grandes y significativos que sin querer y con el apoyo de aquella jefa hicimos en el departamento; de una oficina fría y lújubre liderada por un hombre Neanderthal; de repente se hacían celebraciones de cumpleaños, fin de año, el día de la madre y padre, y todas las semanas flores llenaban de frescura los escritorios, aunque la gente piense que no, el ambiente influye MUCHO y siempre el toque femenino con buen gusto cae de perlas.
Ese señor consultor, que ojalá se encuentre muy bien, porque nunca más lo volví a ver, me hizo sentir que era especial y que de una manera sencilla y sin esfuerzo podía hacer cambios importantes no solo en la oficina sino a título personal.
Luego de eso inicié la búsqueda, sin éxito de otro trabajo con ciertas características del lugar donde yo quisiera desarrollarme sin sentirme mal, un trabajo que me encantara y me hiciera sentir importante.
Nunca conseguí ese trabajo, porque el destino me tenía preparado algo mejor.

Un tiempo después esa buena jefa consiguió otra mejor posición dentro de la empresa y me quedé sola con el bestia, las cosas se agravaron, yo tenía confianza con algunos(as) compañeros(as) de trabajo y eso no gustaba, en fin empezaron los juegos sucios de mandar memos a file y esas cosas y al final hice lo que él quería -renunciar-, ojo: sin tener otro trabajo, porque la situación se volvió insostenible (pero menos dejarme y a él le dije que iba para otro lugar con mejor salario). Jejejeje

Pensé que era la mentira mejor dicha, pero en realidad si fue así, pasaron unos pocos meses y decidí ser emprendedora y lo soy hace 10 años; por supuesto que tengo un super mejor salario y sin jefe que me jorobe, la única que me hago presión soy yo misma. La vida da vueltas y me premió por tomar riesgos, sí me desanimé al principio y pensé que no lo iba a lograr, pero contaba con el apoyo de mi madre, de mi flamantisimo y mis dos primeros hijos que estaban pequeños (mi motor).

Ahora nos reímos flaman y yo y decimos: “gracias a la chispa de la coca cola, que hay en mi” jajajajaja eso de los arreglos de flores, y ropa llamativa y maquillaje diferente y todo lo que pueden ver de mí es real, esa soy yo; quienes me conocen personalmente pueden dar fe que es mi personalidad; hace años un amigo me dijo: “el cabello rojo solo lo puede llevar una mujer con actitud y personalidad y a ti te va super”, era otra cosa que jamás noté hasta que me lo dijeron, y de nuevo digo es porque para mi es común y normal, nada extraordinario. Rara sería si me dejara las canas y usara bisutería pequeñita y me vistiera de negro eso si sería realmente raro.

Para terminar les comento que he decidio recibir este año con las altas y bajas que traiga, pero empezaré brillando y con chispa de coca cola; que cuando se abra la puerta de algún lugar y yo pasé; pregunten: Ella quién es? Jejeje (siendo super vanidosa les digo que ya ha pasado) jajajajajajaja ya pues ya; ese fue mi lapso de frivolidad del día.

Les quiero, no se dejen de nadie, empiecen a brillar como estrellas; y recuerden que los grandes cambios empiezan con un pequeño paso….

1 comentario en “Los Grandes cambios empiezan con un pequeño paso…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s