La Mejor Terapia del Mundo

Cuando emprendemos una de las experiencias más exitantes realizadas por el hombre que es viajar, ya sea por compromisos o vacaciones, trasladamos nuestras vidas -completas- a otro destino en el mundo lejos de nuestras costumbres, habitos y mañas para disfrutar o someternos (de acuerdo como se quiera ver) a “al lugar donde fueres haz lo que vieres”.

A algunos les resulta realmente fascinante, el cambio les renueva baterías y otros más montunos se ponen majaderos y después de dos días ya se quieren regresar pa’ su rancho.

Para mi, como es algo que no hago habitualmente, siento que respirar otro aire es como agüita de mayo, para el alma, el espíritu y la psiquis porque la monotonía vuelve loco al más cuerdo. Afortunadamente, logro realizar viajecitos internos dentro de mi país y eso me ayuda a renovar cada cierto tiempo.

Sigue leyendo “La Mejor Terapia del Mundo”