Entre la Pasión y la Locura está el AMOR…

42D3F15A-2AC5-4241-80FB-5D8B4EAC249B

Sé que he hablado con anterioridad del tan gustado tema del amor en varias facetas; pero en esta ocasión complaciendo algunos seguidores y por pura curiosidad me puse a leer y encontré situaciones que a veces no tienen explicación lógica pero eso no detiene a sus protagonistas.

El ser humano es complejo eso todos lo sabemos. En cuestiones de amor y atracción nunca se sabe nada.

Lo que más estamos acostumbrados a ver (y a criticar también), son las relaciones de personas con diferencias de edad marcadas, principalmente donde la persona mayor es la dama.

Pero relaciones que parecen locas hay por gajos; me quedé estupefacta; hace algunos años una pareja de Hollywood adopta a una niña, la crían como “padres” y un buen día cuando la muchacha pasa de adolescente a adulto joven el fulano papá se enamora perdidamente de ella, se divorcia de su esposa y se casa con la que fuera su hija adoptiva. A mi me dio nauseas pero tal parece que ellos lo hallaron posible y al parecer hasta el día de hoy son pareja.

Sigue leyendo “Entre la Pasión y la Locura está el AMOR…”

Por qué los mujeriegos son mujeriegos?

C2BC52B2-A20F-4327-B2E9-4CD3BDCD3C77

Los últimos días estuve leyendo y vi una película sobre “hombres mujeriegos”, lo gracioso del tema es lo intrigadas de la mayoría de las personas ante el tema del por qué son así?!, yo me reía y pensé: luego de muchos años observando pacientemente he notado varias cosas y he concluído que a los hombres les fascina sentir el cosquilleo cuando están conquistando hasta que finalmente la presa cae jejejeje (sorry por llamarnos presas, pero es analogía). Ojo! Que estoy consciente que hay mujeres que hacen lo mismo pero en este artículo nos estamos enfocando en ellos (los papitos, los papichulis, los pastelitos, los bizcochos, los triple papacitos, los bombones). Les puedo decir con el permiso de mi flamantisimo, que los hombres son esas criaturas que pueden llegar a ser tan divinos y espectaculares como ellos deseen, sin embargo no nos superan en malicia y suspicacia.

Sigue leyendo “Por qué los mujeriegos son mujeriegos?”