“Un Poquito de Por Favor”

46A1017E-B73F-434D-95EC-E4E648782E8C

Recuerdo con claridad en la época de los ochentas (que yo era adolescente) y a principios de los noventa había en nuestro país una opinión generalizada, y se convirtió hasta en chiste, que la atención en las instituciones gubernamentales era “pésima”, los denominados funcionarios eran casi casi una caricatura porque sus acciones en ocasiones no sabíamos si reír o llorar. Seguido de eso siempre venía el comentario de que afortunados eramos algunos que podíamos tener, por ejemplo, pólizas de salud privada, o afiliarnos a compañías privadas que nos ofrecían un servicio de calidad, caro, pero de primera donde uno no tenía que perder todo un día o hacer las incómodas largas filas; hubo inclusive un tiempo en que para sacar revisados, placas y pagar cuentas; algunos pequeños negociantes visionarios te hacían todos esos mandados para que no tuviésemos el engorro de pasar páramos y te cobraban una pequeña comisión, casi todo mundo que conocí prefería pagarles y en la tarde tenía todos sus problemas resueltos, era una maravilla, esa gente todavía existe.

Sigue leyendo ““Un Poquito de Por Favor””

Soy Afortunada. Viva Panamá!

En todas las naciones del mundo existen culturas, tradiciones, normas, reglas, hay un sin fin de ellas, es más hay países que tienen algunas tan longevas que es impensable la posibildad de cambiarlas o modificarlas, está en el ADN de los pueblos, cuando la gente nace ya ese “no se qué” existe y por generaciones se siguen practicando, lo más curioso es que para los lugareños es algo tan natural como respirar, pero si llega alguien de fuera empiezan las preguntas de curiosidad: por qué esto? O por qué aquello? Y todo mundo queda con ganas de contestarle: “pues porque es así desde que la vida es vida y lo hemos hecho así desde siempre”, sin embargo, no es la manera inteligente de ilustrarlos; por supuesto que en esta vida todo tiene una razón de ser y todo tiene un génesis que generalmente es muy interesante, y allí es donde el local se luce dando razones y demostrando que su país es lo máximo de la bolita del mundo. Porque saben qué?? Entre más tradiciones y costumbres tenga un pueblo más rica es su cultura.

Sigue leyendo “Soy Afortunada. Viva Panamá!”

La Evolución de las Redes

Tengo 21 días que no me dirijo a ustedes por esta vía debido a que se me alinearon los planetas y me ha tocado resolver un asunto a la vez; pero en todo este tiempo han pasado eventos en el diario vivir de mi país que me han dado tema suficiente para meditar y ahora poder conversarlo con ustedes.

Hay algunas cosas en esta vida que son subjetivas, como lo feo o bonito, inclusive hasta el amor en ocasiones (la gente cree que está enamoradísima y tiempo después se da cuenta que fue todo un espejismo).  Sigue leyendo “La Evolución de las Redes”

Ser “Foodie” es delicioso!!

Esta semana es diferente y deliciosa jejeje, debo confesar que tuve que esperar que se me alinearan los planetas para poder concretar la reunión con mi invitada de hoy; pero a las finales valió la pena cada segundo que tuve que esperar.

Cuando te sientas frente a una persona inquieta y super creativa, que nada la detiene; se tiene mezcla de sentimientos (entre admiración y sorpresa y por momentos un uff!) precisamente eso fue lo que viví cuando conversé con Raquel.  Sigue leyendo “Ser “Foodie” es delicioso!!”

En la Diferencia está el Sabor…🙋🏼🙋🏻🙋🏾🙋

Solo cuando llegas al cuarto piso es cuando de repente volteas y empiezas a ver todo lo vivido y cada cierto tiempo volteas, observas, analizas y hasta piensas: “chuleta si hubiese hecho esto o aquello o hubiese actuado de tal manera o contestado de tal forma”, ese pensamiento solo llega con la madurez que dan esas vivencias.

Una de esas situaciones épicas que uno recuerda bastante cuando conversa.

Particularmente y luego de haber estudiado en colegio de puras mujeres he conocido cientos.

Sales de tu nido estudiantil y te encuentras con la cruda vida real; las siguientes 3 décadas conoces a:

Mujeres aguerridas y valientes; que les ha tocado vivir una niñez y adolescencia difícil y contra todo pronóstico salen adelante, son enfocadas, seguras de si mismas generalmente alcanza todas sus metas. A veces hasta solteras se quedan porque están realmente enfocadas en triunfar.

La que nació y fue criada para ser esposa y madre, no le interesa crecer como profesional está metida de cabeza en vivir para su marido e hijos.

La mojigata que se la pasa bien sea metida en la iglesia a la que pertenezca ó no sale a ningún lado, nada le parece, nada le gusta, casi no tiene amigas y amigos menos porque todo es pensando en el pudor y el qué dirán. Todo es pecado y todo es malo, misma persignada.

La que decide quedarse sola porque los hombres no sirven para nada, cuando desea tener un hijo lo tiene y punto y es autosuficiente, si tiene un quita frío de vez en cuando pues bienvenido es pero solo para quitar el frío. Jejejeje

La que le gusta la vida alegre, de fiesta en fiesta, y así sigue forever and ever, con un noviecito detrás del otro, no desea ataduras ni enlaces de ningún tipo y de hijos ni hablar, ella es felíz así bien rica. A estas les respeto mucho esa decisión porque al menos está segura que no podrá con semejante responsabilidad y no la asume.

La clásica yeyesita que toooodo se lo resuelven sus papas tenga la edad que tenga; ñañeca y consentida; y antes muerta a que alguien le conozca sus interioridades.

La borracha, nunca pierde la mínima oportunidad para brindar así sea con vino para cocinar; siempre la ves posteando copas o botellas, cocteles y todo lo que tenga que ver con existencias etílicas.

La fashion, que no lo puede evitar, de hecho generalmente se casa con otro fashion y cuando nacen los hijos; los pelaítos son más fashion que la hija de Beyoncé, su vida entera gira alrededor de ese asunto.

La aparentadora que ni estudia, ni crece ni nada pero la ves que con lo poco que gana mantiene el “status” en redes, se toma fotos con el BMW o Audi del vecino, pide ropa y carteras prestadas, se va a pasar un día entero en la misma arena de la playa y se toma fotos disque “aquí en la casita de la playa”, con las tarjetas de crédito hasta la wacha jajaja y la gente de verdad se hace una película que ni saben. Jejeje

La clasica trepadora, que apenas la conoces se desvive por hacerte creer que es tu amiga y cuando menos acuerdas todo el apuro era porque deseaba algo que tenías o podías conseguirle para sus propósitos; una vez conseguido chao chao.

La que se declara lesbiana y finalmente sale del closet, pero es feliz, liberada, radiante, super buena amiga, aunque nunca falta quien la señala, resulta ser mejor persona que un par de locas.

La depresiva que vive constantemente con una dolama detrás de otra y no logra ver muchas cosas buenas que le ocurren debido a su situación. Su mejor amiga es la pastillita de la felicidad.

La peleona, que tiene la mechita corta y todo le molesta y por todo se enfrenta; pero en el fondo es buena persona.

La amargada que le cae mal todo mundo y ella también le cae mal a la humanidad.

La atea que se la pasa pregonando que no cree en ningún Dios ni nada que se parezca; pero eso solo hasta que se empieza a caer el avión. 😂😂

La divorciada que luego del divorcio se siente más poderosa que la mujer maravilla, súbitamente empieza a hacer todo lo que siempre quiso, se ve feliz y realizada, pero su frase favorita es: “jamás me vuelvo a casar ni amarrada, solo juntada”.

La más profesional que todos los profesionales juntos, deja a sus hijos a cargo de quien sea, los deja dormidos en la mañana y los encuentra dormidos en la noche; los ve los fines de semana, y eso si no hay ninguna otra actividad personal primero. Pobres chiquillos.

La deportista empedernida que vive a dieta, corredora de maratones o triatlones   (que es la última moda), vive, sueña y respira gimnasio y decirle la palabra carbohidratos es como mentarle su madre.

La adicta a las cirugías plásticas, spas, estéticas y todo lo que se parezca; gasta cantidades absurda de dinero y siempre se ve igualita, como si fuese una fotografía.

La romántica que todo le parece lindo divino y hermoso, que a veces se enamora hasta sola (sin ser correspondida), pero ella enamorada y te incita para que veas corazoncitos a todo así como hace ella.

La mangaja, no hay manera que la aconsejes, la guies, la lleves de compras o le prestes algo de tu closet ella sigue más mangaja que mecánico de palo de mango. Y siempre se ve con apariencia de no haberse bañado.

La envidiosa, puedes hacer todas las cosas buenas por ella que existen y ella siempre va hablar mal a tus espaldas, y así con todo el que tenga en su entorno; hablar mal aunque esté dormida. Criticona y doble cara a más no poder.

La sabionda, esa es como una enciclopedia, dices lo que sea de cualquier tópico y ella ya lo sabe o sino lo investiga de una. Es lectora por naturaleza. La que llamas para saber lo que sea que desees saber.

La egoísta, ésta aunque tenga algo que tu necesitas de vida o muerte te dice que no puede o no tiene, y a las finales ves como saca a relucir todo lo que te ha negado y hasta te lo restriega con alguna otra persona a quien sí le dió la oportunidad.

La chinguera, esa a todo lo que salga de tu boca o lo que sueñes o vivas le saca una kabala, se sabe el número y lo juega; está dispuesta a jugar billetes, casino, bingo, barajas, dominó, caballos etc., todo lo que ella crea le va dejar ganancia.

La abnegada, están en peligro de extinción, hace por tí lo que sea para ayudarte a salir adelante a pesar de sus propias necesidades. Son las mejores amigas y no todo el mundo cuenta con una. Muy muy escasas.

Nunca falta la que anda en malos pasos, con malas amistades, consumiendo cosas indebidas; de todas es la que preferiblemente debemos mantener bien lejos porque te puede meter en graves problemas.

Estoy consciente que se me han quedado muchas personalidades arrolladoras por fuera, porque somos super diferentes pero estas son solo algunas de las cientos de mujeres que he conocida a lo largo y ancho de estos 45 años; afortunadamente cuento con pocas a quienes puedo llamar amigas; tengo muchas muchísimas conocidas y de cada una de ellas he aprendido algo, en ocasiones de la manera menos agradable, pero al final del camino se los agradezco porque eso me ha permitido desarrollar mucho mejor mi intuición, mi malicia y ese sexto sentido que me permite leer a las personas solo con verlas y escuchar como se expresan.

Sepan que al final de nuestras vidas daremos explicaciones de nuestros actos, sean buenos o malos, en la medida que iluminemos nuestras vidas podremos iluminar las de otros, hacer el bien y ser felices es la consigna para mí y no cambiaré.

Besos a todos.💋💋💋💋💋💋

 

 

Con Jaime hasta la luna

 

Usualmente mis conversaciones son con mujeres que me cuentan como han sido sus vidas para llegar donde estamos ahora y como podemos ayudar a otras a través de sus experiencias.

Pero como Dios escribe recto en líneas torcidas, en esta ocasión me llevó por un camino al que llegué directo al corazón del estupendo diseñador panameño Jaime Luna.  Sigue leyendo “Con Jaime hasta la luna”

Mis Amistades musulmanas😋😋

Hoy les voy a ofrecer una entrevista que es todo un obsequio para alimentar el conocimiento, que a veces es ignorante y en otras ocasiones hostil; y cuál es el mejor antídoto?? Investigar con las fuentes correctas.

En la actualidad nos la pasamos un porcentaje alto del tiempo recibiendo malas noticias y desinformación a través de medios y redes sociales, una de las mayores provienen de las religiones, y creo que los musulmanes se llevan la peor parte.

Como no soy persona de prejuicios, me puse a buscar mucha información y en el camino me encontré con gente maravillosa que profesa esa hermosa religión. Entre ellas mi querida amiga Nasima.  Sigue leyendo “Mis Amistades musulmanas😋😋”

Sal de las Salinas 😋🍚

Hace días decidí hacer un paseito familiar a Aguadulce; el terruño de familiares por afinidad; en donde además de mostrar a mis peques algunas de las bondades de la Provincia de Coclé; aproveché para mi investigación mensual.

Nos dirigimos a Las Salinas (sí claro donde se produce sal😜) que son hectáreas y hectáreas de terrenos en vía hacia la playa El Sala’o al sur de Aguadulce.

Inmediatamente me puse en contacto con gente que me podía dar detalles sobre el interesante proceso de recolección de la sal.

Todos los años de enero a abril (verano), los señores que laboran alli pertenecen a una Cooperativa de salineros, empiezan desde las 4am todos los santos días, hacen una especie de surcos, que llevan el agua de mar hasta un sin número de pequeñas tinas cuadradas en donde se empoza  el agua salada. Estando allí quedan horas expuestas al sol y eso hace que se vaya evaporando, es en ese momento que se empieza a formar la “magia” y lo que queda al final es una capa de sal cruda que ellos mueven con un rastrillo y forman pequeños montoncitos que se ven a ambos lados de la carretera.

Con esta nueva técnica se puede cosechar de 3 a 4 quintales de sal por metro cuadrado, dos veces más que con el sistema tradicional (y yo que pensaba que esta era la más rudimentaria), pues no, al parecer hubo una peor. La sal también es más pura y limpia.

Algo que me llamó poderosamente la atención es que hacen chositas en el medio de esas cientos de tinas y me cuentan que antes hasta había retenes donde revisaban los vehículos para evitar que robaran la sal (y aquí es donde yo me preguntaba; “a quien se le ocurre robarse la sal cruda por Dios?) aunque no lo crean parece que existe ladrones para todo en esta vida.

A mis hijos les emocionó también ver pequeños arbustos silvestres de algodón al borde de la carretera.  Ni yo podía creer lo fantástico del algodón en arbolitos. Bueno la verdad es que cuando eres demasiado citadino todas esas cosas fascinan y encantan.

Bueno entre una brisa que tumbaba que ni de relajo dejaba un cabello en su lugar y un sol inclemente nos tocó regresar.

Con la promesa de volver a visitar nuevos lugares y bañarnos de vida y tradiciones interioranas.

Regresé màs que contenta. Este blog se lo dedico con todo el cariño del mundo a mi Tia Mika, Tio Quique. (Aguadulceños de Acero)

 

¿Y el código de Vestimenta Qué?

 

moda

Yo no sé si ya me está cayendo lo que llamamos en Panamá “el calendario”, pero hace algún tiempo me vengo quejando porque al entrar en algunos lugares veo como la gente en pro “disque” de la moda, que en realidad es su moda, visten cuanta locura.

Mentira, esto no tiene que ver con mi edad, toda la vida he tenido una cierta forma de vestir, que ante los ojos de gente que sabe, al parecer paso la prueba. Solo utilizo lo que muchos tienen dormido, el sentido común.

Particularmente estando en la misa este domingo que pasó, casi me da un soponcio porque de verdad ha llegado un punto en que no se respeta ni el templo, lo que para nosotros es lo más sagrado, la casa de Dios; ¿Cómo es posible que la gente vaya a la iglesia en shortsitos cacheteros, en straples, en transparencias, en espalda fuera, chancletas, hombres con ropa de hacer ejercicios (camiseta y short) todos sudados, otros con bermudas, no se quitan las gorras ni los sombreros? y encima tienen el coraje hasta de comulgar así y nadie dice nada, todo muy normal.

Era en esos momentos donde yo gritaba por dentro y decía a Dios: “Padre yo vengo hasta aquí para escuchar tu palabra y meditar, reflexionar sobre lo que nos dejaste escrito, y me toca ver esto; por favor ¿podrías por esta hora ponerme el cuello tieso y como caballo perchero, que no pueda ver más nada solo el padre y el altar? para dejar de PECAR aquí dentro porque los estoy mandando a todos pa’l carajo mentalmente; pero que va!! creo que en eso consiste la penitencia en tener que ver y sufrir.

Sería mucho pedir si usted dama no se quiere poner traje o falda, al menos ponerse unos pantalones largos decentes (que no se le vea la cajita que tiene musiquita) con una blusa o sweater? o a los caballeros pantalones largos, camisa o sweater que no sea camiseta? eso sería lo mínimo que exigiría un código de vestimenta para entrar a todos los templos religiosos, al final hay un poco de desubicados, faltas de sentido común e irrespetuosos que ABUSAN.

Después viene uno de esos curas que le gustan las cosas como Dios Manda; y entonces cuchichean y le dan plomo al padresito jejejeje. Chuleta! Este mundo torcido y loco, que por andar defendiendo las libertades nunca falta alguien que se pasa de la raya por calles.

Llega el momento de una pregunta de rigor; ¿Si a esos desubicados los llegan a invitar a la casa blanca, presidencia de nuestra república o un lugar que percibimos todos como importante, llegarían vestidos así?, no creo, lo dudo mucho. ¿Entonces porque para ir a la casa de alguien que es más importante van con la mamarrachada?

Y de repente ZAZ! me doy cuenta del escándalo por redes que se ha formado por la vestimenta inadecuada que llevó una Diputada a la Asamblea y dije ajáaa así los quería agarrar!, por supuesto después de todo lo que leí no me quedaba nada más que imaginarme a doña Penny y a mi amiga Cindy desmayadas ambas, dándole primeros auxilios, tratando de revivirlas, después de todos los consejos de vestimenta y buenos modales que las dos se desviven por dar a la población pero que todo mundo se hace el loco.

Quiero que sepan que soy lo que quieran menos puritana ni persignada, soy pecadora como todo el mundo, me gustan las piezas sexys pero elegantes y las cosas de moda que me van.

Cuando era más chiquillona, hasta una que otra repelencia me puse jejeje pero cuando tocaba mostrar respeto siempre siempre volvía al carril de la derecha y me mantenía dentro de lo aceptable.

Al final del camino, esto de la vestimenta no tiene nada que ver ni con estatus, ni con dinero, solo tiene que ver con sentido común y buen gusto.  Y saber que no todas las modas nos va bien a todos y que hay lugares que merecen una tregua, un respeto.

A aquellos que tienen cierta posición importante en empresas o altos puestos gubernamentales, por favor si saben que “patinan” a veces, denle de comer a los asesores(as) de imagen y queden bien. Que salgan en la primera plana por sus méritos y trabajos; no por la mala vestimenta.

Termino diciendo que no faltará un par que me quiera apedrear pero me importa un rábano porque estoy en lo correcto y nunca voy a dejar de defender la verdad.

Como siempre los quiero de gratis y recuerden podemos ser Cuarentidivas y Cuarentisexys sin malos gustos.

 

P.D. Sé que la nueva moda de las pelaitas es el dichoso shortsito cachetero que no soporto porque hasta para las fiestas formales se consiguen uno igualito pero con lentejuelas, disque para ser finas.

Aprender a tener buen gusto nenas, si no empiezan ahora, después pasarán grandes vergüenzas.

Decidí escribir más jocoso y con mis panameñísmos. Siguiendo los consejos y recomendaciones de mi amiga Mary U. Un besote….

 

 

Más que Diamantes💍💎

Como bien decía la diva de todos los tiempos, Marylin Monroe: “Los Diamantes son los mejores amigos de las Mujeres”.

Como una de esas situaciones que uno jamás se imagina, me ví de repente gratamente sorprendida por una invitación nada más y nada menos que a la Bolsa de Diamantes de Panamá; a través su vice presidente y buena amiga Judy Meana.

Ese día fue uno de aquellos en que nada de tu closet te gusta, sientes que el cabello es un completo desastre, el maquillaje te hace ver feísima y las uñas sin pintura, fatal a otro nivel jajajaja, pero hice lo mejor que pude y emprendí mi aventura. No estaba preparada para tan enriquecedora experiencia.

Al llegar como si fuese el departamento de seguridad y aduana de un aeropuerto pasé revisión exhaustiva. Ya me estaban esperando, previo aviso, y comenzamos nuestro recorrido, con gafete de visita. Tengo que advertirles que desconocía totalmente el movimiento de esta empresa en mi país; cuando entré me declaré ignorante de todos los temas que allí se tratan, por consiguiente hasta la preguntas más elementales que se me ocurrieron las hice… y qué?? Si no sé, es mejor eso que quedarme perdida. Por lo pronto sepan que pasas la puerta y allí dentro es zona franca (o sea libre de impuestos), por lo cual los negocios en su mayoría son con extranjeros.

Entramos en un salón llamado “trading floor”, que utilizan para hacer la compra y venta de gemas y joyas, en donde tanto vendedor como comprador se sientan uno frente a otro a revisar las gemas, a ver los cortes, tamaños y que tan “puras” son.  De acuerdo a eso se da precio y se efectúa la venta.  Vale la pena mencionar que más bien se mueven a grandes escalas, o sea grandes ventas. Luego me mostraron una maqueta preciosa de lo que será próximamente su nueva sede, un edificio de más de 45 pisos…divino.

Lo que jamás me esperé encontrar fue un área reservada para joyerías (en su mayoría Italianas y otras de India e Israel) que según me cuentan son el top en joyería a nivel mundial. Visité varias pero hubo dos en donde pude inclusive entrevistar a expertos en el mercado.

En la primera tuve el placer de conocer a su dueña y diseñadora de joyas Maryline Pataro, una joven hermosa y encantadora de descendencia Italiana.  Me contó que ella es tercera generación en el negocio de joyas, que a lo largo de su vida a podido viajar, conocer, y trabajar en fábricas con orfebres etcétera y eso la ha ayudado a tener “ojo” para las buenas gemas.

Me desaté entrevistándola porque ella amablemente me lo permitió. Entre las muchas dudas, está la diferencia entre diamante y brillante (el primero es la piedra, el segundo es el corte de esa misma piedra).  También, sobre diferentes cortes, otras gemas que no son diamantes, la demanda, que tan caro se ha puesto el oro…etc. Me dijo algo que me llamó mucho la atención: que en este negocio casi todos se conocen por ende los tratos se cierran con un apretón de manos, de palabra sin tanto papeleo 😳. Pero luego me dice: “si a uno de ellos se le ocurre faltar a su palabra, queda fuera totalmente del mercado porque todos los demás lo rechazarían”. Por supuesto nadie quiere que lo destierren del paraíso.(eso lo digo yo)…jeje

Otra pregunta casi de rigor fue: ¿Qué puede estimular a un hombre a llegar a una joyería como la de ella, en donde las prendas están entre 5 mil y 25 mil dólares por pieza, para comprarle a su amada (entiéndase esposa, novia, prometida, pretendiente, amante) una joya de ese calibre? Luego de unos minutos pensando me dice: “Realmente no lo sé, pienso que todo tiene que ver con el poder adquisitivo de ese hombre, lo que para nosotros puede ser algo extraordinario para una persona con mucho dinero es una compra más.”  Inclusive me dijo que ese tipo de compra por parte de caballeros es más frecuente de lo que pensamos, algunos hasta mandan hacer las piezas de acuerdo a su gusto particular… y al cliente lo que pida, si tiene como pagarlo. Pero coloquialmente llegamos a la conclusión, que también el gasto es directamente proporcional a lo mal que se portan…jajajaja (esa información la sacamos precisamente de un caballero conocido).

Vi tantas bellezas que no puedo ni explicarles. Y lo más sabroso ¿adivinen?! Mientras conversábamos, esta servidora se midió cuanta joya le ponían por delante, con la alcahuetería de Judy. Una belleza detrás de la otra jajajaja sentía que fueron mis mejores amigas desde siempre y me las quería llevar todas jajajaja

Otra cosa de la cual conversamos, fue de las joyas al pasar del tiempo.  Primeramente, las joyas son una inversión como cualquier propiedad que usted tenga. En el tiempo de antes, la manera en que las familias de alcurnia o abolengo demostraban su estatus, era a través de las joyas que se le veía a las matriarcas en los diferentes eventos, y en su justa medida ellas iban heredando y los nuevos esposos colaboraban con cada vez más bellos obsequios a sus damas. La manera máxima de alagar que tenía un hombre en aquella época  era regalar una joya muy valiosa; eso era porque no existían otros productos que ahora llamamos de valor o de lujo, que pudieran competir con las mismas. Actualmente, una cartera o bolso de diseñador, zapatos, ropa, un auto, un celular de última generación y otros artículos puede igualar en precio aunque no en belleza a las joyas.

Luego de despedirme de Maryline procedimos a visitar otra joyería, la recién inaugurada boutique de Roberto Coin. Este diseñador, a mi parecer, es menos clásico, más bien es exótico, extravagante, llamativo, con piezas que impactan por su belleza, detalle al máximo, exageración en piedras y tamaño de las piezas y de precio…ni hablemos habían pulseras de 80 mil dólares en varios escaparates como si fuera algo de lo más normal; fueron muy amables, me permitieron también probarme esas exquisiteces, me dieron chocolates, me ofrecieron si quería beber: agua, champagne, café, té; tratamiento de alto perfil. Para ellos todo el que pase por la puerta es posible cliente, por más sencilla que se vea la persona. Definitivamente para atender negocios como estos, necesitas gente con vocación de atención y  conocimiento, porque las preguntas no son sencillas; quien se vaya a comprar una joya de 100 mil dólares quiere preguntar hasta el tamaño de las piedras y sus cortes.

Definitivamente concluyo diciéndoles que por lo que observé y pregunté este es un negocio que va en ascenso en mi adorado Panamá. La seguridad que se debe tener en un lugar así es extrema y se tiene. En nuestro país vive gente con mucho dinero y de paso vienen extranjeros que manejan, como decimos en buen panameño: “el verdadero billullo” y lo manejan como si fueran 3 reales. En hora buena por ellos, que lo disfruten.

Siempre es bueno conocer ese otro lado de la moneda al cual no todo el tiempo se tiene acceso y saber que existe gente que vive como principes en la vida real; no son cuentos de hadas.

QUE SENSACION TAN EXTRAORDINARIA!! Fui una reina, una sultana, una faraona por un par de horas. Prendas que jamás olvidaré y estoy segura ellas tampoco me olvidarán a mí porque fue amor a primera vista jajajaja. Les dije que me esperen…de repente en mi próxima vida puedan llegar a ser mías.

Le agradezco de corazón a mi amiga Judy Meana, Vice presidente de la Bolsa de Diamantes de Panamá y los dueños y administradores de las joyerías que con tanta amabilidad y sencillez me atendieron y me regalaron su tiempo y prestaron sus hermosas joyas. ¡Ojalá se repita!. Experiencia INOLVIDABLE para contar a mis nietos.