El Regalo Prometido!!

Luego de varios conversatorios con grupos de cuarentidivas que recien conocía, otro grupo de mis amigas y conocidas y finalmente mis cuatro invitadas en este mismo blog, tengo la obligación de dar a conocer que arrojó mi investigación sobre el complejo mundo de las mentes de las cuarentonas y quienes ya pasaron por esa edad (o sea, mujeres de experiencia pura).

Y adivinen?, también conversé con caballeros, se van a sorprender.

Una de las primeras cosas que hay que recordar es que a esta edad ya debe imperar la seguridad y certeza en nosotras, por ende su autoestima debe estar bien alimentada. Ese es un trabajo diario, recordando que somos seres humanos como todos los demás con virtudes y defectos, pero que esas virtudes deben ser localizadas para saber cual es nuestra mayor fortaleza e irnos en esa línea; buscar también enriquecer el alma con las buenas acciones y la espiritualidad.

No tiene nada de malo la vanidad porque forma parte de nosotras, por supuesto con proporciones guardadas, no tiene nada malo prestar atención a la parte física y si hay ayuditas disfrutar de ellas, ser coquetas, darse nuevas oportunidades en el amor, compartir con pocas buenas amigas, apapachar a su mascota, tomarse un vinito, comprarse algo sexy, consentirse y decir luego “me lo merezco”. O como diría mi amiga Jenny “esta es la vida que yo me merezco”. Jajajaja

Cuando descubres tus fortalezas y aprovechas tus oportunidades alcanzas esa deliciosa comodidad que te hace decir “ahora es cuando estoy cada día más buena” jajajajaja

Esa mujer buena, no se fija en lo último de la moda, sino en lo que le queda bien y la hace sentir fabulosa, no tiene ningún deseo de mostrar de más porque no lo necesita y jamás hace incursiones en el closet de sus hijas porque es ella la que impone elegancia y clase en su casa, y por supuesto, a su paso por donde vaya.

La gordura o delgadez no es tema de conversación ni de preocupación para estas damiselas, porque como dije antes, sabe perfectamente que le queda bien y lo sabe lucir. Y con esa apariencia arrasa con cuanto admirador se le pase por delante. 😜😜

Y es esa misma buenaza la que se compra un par de estupendos libros y disfruta una barbaridad al ponerse en una hamaca en un lugar fresco con un delicioso refrigerio a mano, y tiene conversaciones para entretener mil y una noches y días.

Caminar en la arena es algo que desea porque le relaja y recibir un masaje relajante proveniente de expertas manos es una necesidad, cada cierto tiempo.

En definitiva, parafraseando lo que me han comentado varios caballeros puedo decirles que: “Al cumplir los cuarenta y más años es cuando las mujeres están en su punto, en su salsa, son deseadas por descomplicadas y felices, por inteligentes y astutas, tienen el poder, son más atractivas, más sabias y expertas en muchos temas, la histeria ya no forma parte de su lenguaje porque las hormonas se van calmando y viene el regalo prometido que es la Paz interior, están dispuestas a dar amor a borbotones pero principalmente a recibirlo porque saben que lo merecen, y no permiten que nada ni nadie interrumpa su tranquilidad, quien venga con esas intenciones desatará en ellas la íra que nadie desea conocer porque a quien pretenda hacerlo; lo van a poner en su lugar (a eso pónganle la firma).”

Es el momento en que  ponen en práctica todo lo que han aprendido en su vida y viven para ser felices no para hacer felices, ya que en la medida que ellas lo son, su entorno será el paraíso.

Quien sienta que por tener cuarenta o más ya no es atractiva para el sexo opuesto, porque ya no la ven 👀 Como antes, pues sepa que está en el lugar equivocado, rodeada de la gente equivocada. Mis invitadas pasadas dan fe de ello.

Somos fantásticas tal cual nacimos, a todas las edades tenemos atractivos diferentes solo hay que reconocerlo y explotarlo. Lo que le queda bien a unas no es lo mismo para las demás; nunca querer parecerse a nadie porque eso crea frustraciones, cada quien tiene lo suyo, incluso quienes tienen capacidades limitadas, tienen su encanto y atractivo.

Siempre hay un roto para un descosido, siempre hay un pan para una mantequilla, siempre hay una fruta para un yogurt, siempre hay una salsa para un espaguetti y un catsup para una papita.

Ñomi, ya me dió hambre voy por un abreboca.

Muaks😘😘 los quiero