De la Fiesta a la Reflexión…

04ACE9FB-B0CC-4A8D-8CAF-96F37228B5AF

Cuando yo estaba adolescente una vez escuché una expresión muy graciosa que rezaba: “Vamo pa’ la fiesta! 🤗, Vennnniiimmmooss de la fiesssstaa”; para representar que esperámos con ansias que lleguen los días que más nos gustan pero se pasan tan rápido como un pestañeo y de vuelta arrastramos la chancleta porque no soportamos regresar a la “asesina” rutina.
Para los panameños una de las festividades en donde eso se ve marcadísimo es para época de carnavales, ya sea los que les gusta el jolgorio, culecos y desenfreno como aquellos que aprovechan los días para ir a la playa o viajar, no hay nada mas sabroso que disfrutar de aquello que te hace relajarte y sentirte feliz.

Siempre me quejo porque siento lo relativo del tiempo entre aquello que me aburre y lo que me gusta.

Sigue leyendo “De la Fiesta a la Reflexión…”

En la Diferencia está el Sabor…🙋🏼🙋🏻🙋🏾🙋

Solo cuando llegas al cuarto piso es cuando de repente volteas y empiezas a ver todo lo vivido y cada cierto tiempo volteas, observas, analizas y hasta piensas: “chuleta si hubiese hecho esto o aquello o hubiese actuado de tal manera o contestado de tal forma”, ese pensamiento solo llega con la madurez que dan esas vivencias.

Una de esas situaciones épicas que uno recuerda bastante cuando conversa.

Particularmente y luego de haber estudiado en colegio de puras mujeres he conocido cientos.

Sales de tu nido estudiantil y te encuentras con la cruda vida real; las siguientes 3 décadas conoces a:

Mujeres aguerridas y valientes; que les ha tocado vivir una niñez y adolescencia difícil y contra todo pronóstico salen adelante, son enfocadas, seguras de si mismas generalmente alcanza todas sus metas. A veces hasta solteras se quedan porque están realmente enfocadas en triunfar.

La que nació y fue criada para ser esposa y madre, no le interesa crecer como profesional está metida de cabeza en vivir para su marido e hijos.

La mojigata que se la pasa bien sea metida en la iglesia a la que pertenezca ó no sale a ningún lado, nada le parece, nada le gusta, casi no tiene amigas y amigos menos porque todo es pensando en el pudor y el qué dirán. Todo es pecado y todo es malo, misma persignada.

La que decide quedarse sola porque los hombres no sirven para nada, cuando desea tener un hijo lo tiene y punto y es autosuficiente, si tiene un quita frío de vez en cuando pues bienvenido es pero solo para quitar el frío. Jejejeje

La que le gusta la vida alegre, de fiesta en fiesta, y así sigue forever and ever, con un noviecito detrás del otro, no desea ataduras ni enlaces de ningún tipo y de hijos ni hablar, ella es felíz así bien rica. A estas les respeto mucho esa decisión porque al menos está segura que no podrá con semejante responsabilidad y no la asume.

La clásica yeyesita que toooodo se lo resuelven sus papas tenga la edad que tenga; ñañeca y consentida; y antes muerta a que alguien le conozca sus interioridades.

La borracha, nunca pierde la mínima oportunidad para brindar así sea con vino para cocinar; siempre la ves posteando copas o botellas, cocteles y todo lo que tenga que ver con existencias etílicas.

La fashion, que no lo puede evitar, de hecho generalmente se casa con otro fashion y cuando nacen los hijos; los pelaítos son más fashion que la hija de Beyoncé, su vida entera gira alrededor de ese asunto.

La aparentadora que ni estudia, ni crece ni nada pero la ves que con lo poco que gana mantiene el “status” en redes, se toma fotos con el BMW o Audi del vecino, pide ropa y carteras prestadas, se va a pasar un día entero en la misma arena de la playa y se toma fotos disque “aquí en la casita de la playa”, con las tarjetas de crédito hasta la wacha jajaja y la gente de verdad se hace una película que ni saben. Jejeje

La clasica trepadora, que apenas la conoces se desvive por hacerte creer que es tu amiga y cuando menos acuerdas todo el apuro era porque deseaba algo que tenías o podías conseguirle para sus propósitos; una vez conseguido chao chao.

La que se declara lesbiana y finalmente sale del closet, pero es feliz, liberada, radiante, super buena amiga, aunque nunca falta quien la señala, resulta ser mejor persona que un par de locas.

La depresiva que vive constantemente con una dolama detrás de otra y no logra ver muchas cosas buenas que le ocurren debido a su situación. Su mejor amiga es la pastillita de la felicidad.

La peleona, que tiene la mechita corta y todo le molesta y por todo se enfrenta; pero en el fondo es buena persona.

La amargada que le cae mal todo mundo y ella también le cae mal a la humanidad.

La atea que se la pasa pregonando que no cree en ningún Dios ni nada que se parezca; pero eso solo hasta que se empieza a caer el avión. 😂😂

La divorciada que luego del divorcio se siente más poderosa que la mujer maravilla, súbitamente empieza a hacer todo lo que siempre quiso, se ve feliz y realizada, pero su frase favorita es: “jamás me vuelvo a casar ni amarrada, solo juntada”.

La más profesional que todos los profesionales juntos, deja a sus hijos a cargo de quien sea, los deja dormidos en la mañana y los encuentra dormidos en la noche; los ve los fines de semana, y eso si no hay ninguna otra actividad personal primero. Pobres chiquillos.

La deportista empedernida que vive a dieta, corredora de maratones o triatlones   (que es la última moda), vive, sueña y respira gimnasio y decirle la palabra carbohidratos es como mentarle su madre.

La adicta a las cirugías plásticas, spas, estéticas y todo lo que se parezca; gasta cantidades absurda de dinero y siempre se ve igualita, como si fuese una fotografía.

La romántica que todo le parece lindo divino y hermoso, que a veces se enamora hasta sola (sin ser correspondida), pero ella enamorada y te incita para que veas corazoncitos a todo así como hace ella.

La mangaja, no hay manera que la aconsejes, la guies, la lleves de compras o le prestes algo de tu closet ella sigue más mangaja que mecánico de palo de mango. Y siempre se ve con apariencia de no haberse bañado.

La envidiosa, puedes hacer todas las cosas buenas por ella que existen y ella siempre va hablar mal a tus espaldas, y así con todo el que tenga en su entorno; hablar mal aunque esté dormida. Criticona y doble cara a más no poder.

La sabionda, esa es como una enciclopedia, dices lo que sea de cualquier tópico y ella ya lo sabe o sino lo investiga de una. Es lectora por naturaleza. La que llamas para saber lo que sea que desees saber.

La egoísta, ésta aunque tenga algo que tu necesitas de vida o muerte te dice que no puede o no tiene, y a las finales ves como saca a relucir todo lo que te ha negado y hasta te lo restriega con alguna otra persona a quien sí le dió la oportunidad.

La chinguera, esa a todo lo que salga de tu boca o lo que sueñes o vivas le saca una kabala, se sabe el número y lo juega; está dispuesta a jugar billetes, casino, bingo, barajas, dominó, caballos etc., todo lo que ella crea le va dejar ganancia.

La abnegada, están en peligro de extinción, hace por tí lo que sea para ayudarte a salir adelante a pesar de sus propias necesidades. Son las mejores amigas y no todo el mundo cuenta con una. Muy muy escasas.

Nunca falta la que anda en malos pasos, con malas amistades, consumiendo cosas indebidas; de todas es la que preferiblemente debemos mantener bien lejos porque te puede meter en graves problemas.

Estoy consciente que se me han quedado muchas personalidades arrolladoras por fuera, porque somos super diferentes pero estas son solo algunas de las cientos de mujeres que he conocida a lo largo y ancho de estos 45 años; afortunadamente cuento con pocas a quienes puedo llamar amigas; tengo muchas muchísimas conocidas y de cada una de ellas he aprendido algo, en ocasiones de la manera menos agradable, pero al final del camino se los agradezco porque eso me ha permitido desarrollar mucho mejor mi intuición, mi malicia y ese sexto sentido que me permite leer a las personas solo con verlas y escuchar como se expresan.

Sepan que al final de nuestras vidas daremos explicaciones de nuestros actos, sean buenos o malos, en la medida que iluminemos nuestras vidas podremos iluminar las de otros, hacer el bien y ser felices es la consigna para mí y no cambiaré.

Besos a todos.💋💋💋💋💋💋