Tú, no controlas Nada!

312B18B2-85A2-464A-ADF4-511D523F6D26

He vivido lo suficiente y recibido algunas lecciones como para tener la certeza de que no tengo el control y dominio de las situciones.

Por supuesto que todos nacemos con dos semillas emocionales (la del bien y la del mal), la semilla que florece es aquella a la que alimentas y le des poder.

No hay NADIE que sea totalmente bueno, porque los instintos y las pasiones son más fuertes que la razón. Lamentablemente no puedo decir lo mismo de la gente totalmente mala, jejejeje de esos si hay por gajos; que horror, tal parece que ser malvado es sabroso.

Quienes estamos todos los días de nuestra vida alimentando la semilla del bien para no llevarnos malos momentos y malas pasadas; estamos conscientes de que cuando traemos hijos a este mundo, que por cierto llegan en cero; es nuestra responsabilidad guiarlos para que aprenda a manejarse como una persona que desea siempre alimentar la buena semilla.

Entonces aquí es donde entra mi minuto de sabiduría y les digo a todos que: es super evidente que fuimos creados con libre albedrío desde que podemos mantenernos en pie al año de nacidos y que la vida es una tómbola.

Hago esta observación porque hay miles y miles de padres, que piensan que con sus buenas intenciones, buenas acciones, buenos ejemplos y criando con valores ya tienen garantizado el hijo modelo. En muchas ocasiones esa fórmula resulta tal cual; pero después de mucho curiosear he notado que hay pela’os que tenían como apagado su wifi emocional porque no les llega NADA de lo que algunos buenos padres le tratan de transmitir; es más, he llegado hasta pensar que hay chiquillos que traen la semilla del mal pre alimentada y se les desarrolla con una facilidad que ni les cuento. Sorprendente ver como hay chicos que lo tienen todo para ser estupendos y son viciosos, malcriados, mal agradecidos, arrimados, aprovechados, juega vivo, bueno ni sigo que la lista es larga, en una palabra un innecesario en este mundo.

Pero por otro lado nacen muchachitos en situaciones precarias, con padre y madres ausentes o simplemente buenos para nada, que no hacen nada por administrar la vida de ese ser, sin embargo, el chiquillo tiene un chispazo de cordura que le va indicando cual es el camino del bien y es así como de lo más profundo de la olla se levanta una persona extraordinaria.

Ojo! Que me consta todo lo que les digo porque lo he visto de primera mano.

Luego concluyo que en este mundo no se controla nada ni nadie; los que tienen por muchos años pisados a otros, en algún momento esos otros se cansarán y eso terminará.

Los jefes no se crean que pueden controlar todas las acciones de sus subalternos, ni los padres a sus hijos, ni los guías espirituales a la feligresía, ni los políticos a los pueblos, ni siquiera los animales hacen siempre lo que el humano desea. Solo hace falta un segundo, un flashazo un deseo de ejercer el libre albedrío del cual les hablé y que todos tenemos, cada quien hace “lo que le da la regalada gana”.

Con respecto a las situaciones, nosotras las mujeres somos muy dadas a querer tener todo bajo control y hasta nos hemos acostumbrado a tener Plan B y hasta C para que nuestros proyectos e ideas salgan como hemos calculado. Somos mandonas profesionales. Jajajajaa

Bien reza un dicho: “uno propone y Dios dispone” ó “en la puerta del horno se quema el pan” porque en última instancia se nos tuercen las cosas y la ley de murphy se hace presente. Mas bien pienso que cuando todo sale de acuerdo al cálculo hay que celebrar porque muy poco se dan las cosas tal cual.

En fin, creo que estoy bien clara, clarísima de que no controlamos NADA y que lo que somos es una partida de suertudos cuando las cosas nos salen “como anillo al dedo”; es cómico pensar que en algunas ocasiones no planeamos nada y las cosas se dan sorpresivamente a nuestro favor como magia, prueba de que cuando te toca, aunque te quites.

Lo que está pa’ ti, nadie te lo quita; eso incluye familia, amigos, marido, hijos, trabajos fabulosos, y abundancia de todo tipo, no demos nunca nada por sentado, eso de pensar que porque estás haciendo “lo correcto” y actuando según “los estandares” te va traer todo lo que desees no siempre es tan así.

Mejor apliquemos lo que aprendí a practicar hace menos de un año, antes lo escuchaba mucho mucho pero jamás lo practicaba: AGRADECER! Apenas abres los ojos en la mañana es el mejor comienzo y el mejor mantra de vida, ser agradecido hasta de lo que no nos gusta.

Agradecer y perdonar aliviana las cargas. Voy poco a poco y lentamente, he empezado por el agradecimiento, y me falta un largo camino pero no por eso me desanimo; otra cosa que he aprendido es a abandonarme, no aferrarme ni encapricharme, las cosas se darán cuando se tengan que dar. Sí da ansiedad y en ocasiones frustración pero hay que enfocarse en lo que realmente importa.

Con todo esto no estoy diciendo que hay que andar por ahí como locos esperando que las cosas nos caigan del cielo, ni que no debemos educar con firmeza para que estos “chiquillos de porra” no sean unos safados, lo que digo es que debemos hacer las cosas bien desde el primer momento, pero si las cosas no salen de acuerdo a lo esperado, hay que adaptarse a las circunstancias y avanzar sin encasillarnos.

Es una locura, hay que ir avanzando, evolucionando, agradeciendo y adaptándonos, todo al mismo tiempo. En buen panameño: una “ponchera”. Jajajajajaja

Felicidades a los que celebren Acción de Gracias, creo que es una fecha que todos deberíamos conmemorar y acordarnos que estamos de paso y es más que importante dejar una buena huella que solo ocupar un espacio vacío y recuerda: “Tu, no controlas Nada”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s