Ya no es lujo, es Necesidad…

La mayoría de las mujeres somos coquetas, pispiretas y vanidositas desde que nacemos, todavía está en debate en muchos grupos si es algo innato en el ADN o es una condición aprendida de nuestras madres o cualquier figura femenina que nos crie los primeros años de vida. Cierto es, que desde la adolescencia empezamos a gastar plata casi que suscrita todos los meses al menos en el salón de belleza. Es interesante el fenómeno porque a esa edad solo con ir al salón basta, allí ofrecen todos los servicios para que una chica de esa edad se vea divina, regia y «tumba hombre» jajajajaja, entonces en la medida que vamos creciendo el salón se va quedando corto y vamos necesitando otras ayudas, que si las dietas, que si los ejercicios, que si los masajes y otros servicios que ofrecen las estéticas, luego sigue el siguiente nivel: los dermatólogos, los cirujanos y hasta los terapistas, psicólogos y psiquiatras jajajajajaja, así estamos todas, claro que hay gente que necesita las tres últimas especialidades antes de tiempo jejejeje

Sigue leyendo «Ya no es lujo, es Necesidad…»