La Vanidad y el Ego jugando Malas Pasadas

img_2099

Desde que era pequeña al entrar en colegio de monjas poco a poco fui aprendiendo lo que eran las clases sociales y lo que llamamos “cada oveja con su pareja”. Definitivamente como dicen los psicólogos cada niño es el reflejo de sus padres o su hogar y por ese motivo desde esa edad van aprendiendo a sentirse “superiores” y discriminar por lo que tienes o no tienes; de hecho no se debería discriminar a nadie por ningún motivo.

Lo triste de todo esto es que en la medida que van los chicos creciendo eso va empeorando. Sumado a toda esta tragedia tenemos la tecnología a un bolsillo de distancia que permite que más y más personas se comuniquen, se conozcan y se hagan famosas. Todo es “likes” y todo es “followers”, lo que se viraliza se convierte en un tópico mundial; si sumamos lo anterior nace “la Fama”, sin olvidar los antiguos medios tv, radio y escritos.  Sigue leyendo “La Vanidad y el Ego jugando Malas Pasadas”