Lo que está para tí ni aunque te quites….

img_1292

Dentro de dos días llega a mi vida una fecha importantísima porque cuando tan solo tenía 25 años tomé una decisión trascendental, que en ese momento debo confesar, ni sabía para dónde iba.

A veces me quedo meditando, que hay mucha gente que usa frases como: “las casualidades no existen”, “todo ocurre por alguna razón”, “el destino pone las cosas en tu camino”, “se alinean los planetas” etc etc. Y en algunas ocasiones esas mismas personas no pueden dar fe de lo que dicen, no tienen sustento para usarlas. Pues les comento que yo tengo varios testimonios de que esas cosas pasan. Aunque confieso que peco de excesivamente realista y cuando me ocurrían las cosas nunca les daba ese significado místico. 

Cuando era una bebe de 4 años (hija única en ese momento), mis padres decidieron mudarse de un apartamento pequeño a una casa. Al mudarnos a esta nueva barriada duramos poco en darnos cuenta que estaba llena de muchachitos de todas las edades, como 5 casas al lado de la mia vivía un muchachito rubio guapísimo, de mi misma edad , tímido que era hasta parco y amargado, era el mayor de 5 hermanos y yo desde que tenía aproximadamente 6 años moría por él, me sonrojaba de solo verlo de lejos, mi nana me molestaba cuando lo veía, y todas esas cosas incómodas que hacen los adultos para avergonzar a los niños cuando saben que otro es su debilidad.

El tiempo pasó, vinieron algunos cambios, llegó mi hermana cuando yo tenía 6 años y medio, cuando cumplí 10 años, quedó atrás esa infancia divina de jugar con los niños de la barriada y nos mudamos a otra casa en otro lado, donde era territorio de 3ra edad y entonces llega a mí la total soledad. En aquella época no había la tecnología de ahora para mantenerse en contacto y en mi casa el teléfono no me era permitido para echar cuento así que perdí el contacto con toda esa gente.

Al llegar a secundaria me doy cuenta que a la hermana del fulito la habían metido en mi colegio, no hablaba con ella porque juré que ella jamás se iba acordar de mi, hasta que un día equis vi que al fulito le habían dado carro (un jeep) y llegaba a buscar a su hermana en la salida; dije: “wao cuantas vueltas da la vida, y mmmm sigue igual de guapo” jejejeje una vez hasta saludos le mandé, pero eso de dejarme ver en ese uniforme y toda espelucada y sin maquillaje no era lo mío, así que nunca me atreví a acercarme a saludar. Él luego cuenta que se quedó picado, porque no recordaba quien era y moría por verme.

Me gradúo y a una compañera del colegio se le ocurre ir a hacer el examen de admisión a la Universidad y yo sin haber estudiado nada, impulsivamente me aventuro (por jorobar) a meterme a hacer el exámen, y adivinen?? Jejejeje lo pasé, ni yo misma me lo creía, entré sin ninguna vocación a una carrera que no era lo mío pero iba porque algo había que estudiar y estaba buscando mi lugar en el mundo; un buen día entrando a la facultad a quién me encuentro?? al rubio que ya no era tan rubio, pero si bien delgado y musculosito; OMG que papasito!! debo reconocer que me ponía nerviosa jajajaja

Ahora adulta, entiendo que esa manera extraña de llegar allí y pasar ese examen sin estudiar no era más que producto del destino para que yo me reencontrara con el individuo.

Tanto así que en una de las primeras visitas a su casa su madre me recordó perfectamente y le dijo: “viste cuando estabas chico tanto que te dije que te iba casar con Orisita”, haciendo referencia al hecho que la chismosa de mi nana se encargó de decirle a la señora que yo estaba babeada por su primogénito. Ahora solo me reía avergonzada.

Pues el tiempo pasó, nos enamoramos como un par de locos desquiciados, nos hicimos novios, con los años me pidió matrimonio como 3 veces y yo negada, no solo porque era muy jovencita sino porque me tocó vivir el terrible divorcio de mis padres que ocurrió en los peores términos y sentía que quizás ese sería mi destino.

Tuvimos pruebas difíciles, hasta terminamos por un tiempo pero era inminente que Dios, el destino, los planetas y la vida deseaba que estuvieramos juntos porque tauro y virgo son la unión perfecta.

Nos casamos y todo lo que hacíamos era ensayo y error desde el día uno (atender casa, hacer super, cocinar, pagar cuentas y hacer que alcance el dinero, tomar decisiones importantes etc) todo era nuevo y no teníamos muchas referencias así que siempre usamos el sentido común, bastante que nos equivocamos pero eso ayudó a hacernos más fuertes, al llegar los hijos eso se multiplicó por mil.

Esto ha sido como un viaje en 4X4 en una trocha berraca y con bucos huecos, jajajaja ha habido mucho amor pero desamor también, hemos vivido las verdes y las maduras, han habido ocasiones en que ambos hemos querido guindar los guantes, la monotonía y otros problemas han amenazado con acabar con nosotros como pareja pero a las finales hacemos recuento de pros y contras, vemos nuestro nido formado con tanto sacrificio, sudor y lágrimas pero por supuesto también felicidad y decimos “nombe no; agarra tu esos legos de allá y yo estos legos acá y a construir todo de nuevo”, nos apetece re-enamorarnos y de ese modo han pasado los años con bastante más libras, él sin pelo y yo con muchas canas teñidas pero apoyándonos, diciendo en la cara cuando algo no nos gusta y cuando nos gusta también, en una palabra nuestra manera de encontrar el equilibrio y el camino es comunicando lo bueno, lo malo y lo feo y buscando una solución rápida y adecuada a todo.

Tenemos la mejor amalgama del mundo que son nuestros tres hijos y es la parte de nuestra vida en donde siempre estamos de acuerdo, y por ahí nos vamos. Y ahora encima dos mascotas. (Y es que les digo que somos unos locos de atar).

Esta hermosa “casualidad” no ha sido la única en el libro de mi vida; otro día les contaré la manera mágica como compramos nuestra casa, fue algo inexplicable pero real. Jejejeje otro regalo del destino.  Tambien la manera en que nuestro primer hijo llegó a este mundo a pesar de muchas dificultades, por eso se ha ganado el título de “campeón” en casa (es un luchador desde que está en el oven). 😍😍 (llegó dos años después de casarnos y seguíamos perdidos).

En fin esta es la historia de una pareja jovencita, que decide casarse solo con sueños, porque ni plata había jejeje fue todo un reto. Que ha pesar de las adversidades que han sido muchas, y de la envídias que también han sido muchas, ha permanecido como las palmeras cuando llega un huracán; (aferrados al piso) por los últimos 20 años y contanto.

Creo que el mensaje divino es que sigamos aplicando las mismas enseñanzas para que continuemos hasta que nos guinden los pellejitos, que él continúe siendo mi “flamantisimo” y yo me convierta en su “noventidiva”.

Salud por ti amor 🍾🥂 te ha tocado un huesito duro de roer.  5 de enero de 2017, fecha para recordar.💋

Espero les guste; sigan mis redes twitter, instagram y facebook: Cuarentidiva.

Anuncios

6 comentarios en “Lo que está para tí ni aunque te quites….”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s