Mujeres como robles

Hay algunas damas en mi país que son públicas, conocidas por todos pero se han enfrentado a situaciones diferentes al común de las personas, mujeres que he percibido como fuertes, decididas y en ocasiones valientes.

Una de ellas, es alguien a quien la vida le ha enseñado en lo personal y a la luz pública que hay que estar preparada para todo lo que venga, ella es Vivian Fernández de Torrijos. 

A simple vista cuando ves a esta mujer esbelta, blanquísima con un caminado de gata y se sienta frente a tí, piensas: “Oh oh creo que se le va salir una papa” jajajajaja pero nada más lejos; más bien es cálida, sencilla que habla con certeza y sin temores de lo que piensa pero cuidando cada una de sus palabras.

Una conversación amena que iniciamos con el hecho de los cambios que ha dado la vida de unos años a esta fecha, todo por causa de la globalización mundial (no estamos exentos), recordando en broma y en serio como eran sus comienzos en publicidad, aquellos tiempos en que debía llevar documentos como quien dice “a pie” a los medios para ser publicados vs ahora que todo se va por la web (bien sabroso); tiempo valioso que la tecnología nos ha restado en trabajo pero que los seres humanos en vez de usarlo para intercambiar calidad de vida juntos, lo que hacemos es: reunirnos, pero para estar “tiki tiki” pegados a las redes sociales; de que le sirve a un grupo de amigos 0 pareja o familia ir a un restaurante, por ejemplo, si el “date” de esa salida es el celular. “Acerca a quienes están lejos y aleja a quienes están cerca”.

Personalmente siempre pensé que había sido un golpe difícil para Vivian la llegada de su hija Daniela a este mundo, y con toda franqueza me dijo que no, que ella tuvo una reacción como cualquier madre la amó y cuidó desde el primer momento, pero que en ese tiempo no sintió el impacto.  Cuando llegó la adolescencia sí fue muy difícil, porque realizó muchas cosas que quizás Dani no podría tener como otras chicas.

Nuestro encuentro fue básicamente para hablar de la Vivian mujer; pero a alguien que ha sido la primera dama de un país, no se le puede ignorar esa experiencia, 5 años muy difíciles dice, en donde te vas a la cama con los problemas de todos y hay que tratar de resolverlos.

Reconoce que si hubieran ganado en el primer intento, el embarazo de su hijo Nicolás pudo ser en la presidencia de la república (como nunca antes) y que quizás esos 9 meses habría tenido que mudarse a un lugar fuera, porque la presión era mucha. Eran una pareja muy joven, con hijos chicos, dirigiendo un país, y digo yo: “quizás un poco los Kennedy panameños”.

Se dió cuenta que el llegar a la cima no solo tuvo privilegios y acceso a muchas cosas sino que también le enseñó, qué tan malo pueden ser los humanos, porque las desilusiones de gente en la que pensó podía confiar estuvieron a pedir de boca y ni hablar de los inventos y calumnias.

Pero se siente muy agradecida con Dios de que gracias a esos 5 años intensos, ella dejó huella y creó su propia marca, hoy en día, se encuentra a gente por la calle que le agradecen su proyecto de inclusión a personas con discapacidad, yo doy fe de que es así, todo mundo en Panamá sabe que hablar de inclusión es hablar de Vivian, pues que bien por ella y por toda la gente a la que ha llegado.

La familia es su núcleo y su poder; para ella su esposo, hijos y padres son el ingrediente principal de su vida, los más importantes.

Me dijo que piensa que no existe el amor para toda la vida, existe re-enamorarse muchas veces de la misma persona, porque vamos cambiando y evolucionando, pues pensamos exactamente igual.

Hablando de vanidades, ella considera que a cierta edad tienes que estar segura de qué te queda bien con elegancia y distinción; ponerse minis no es para todas las edades y tampoco llevar melenas de leonas hasta la cintura, eso tiene su tiempo y su momento.

Ojo! Nada de ropa de doñita, hay mil maneras de verse sexy y guapa ya más madura. Los jeans son una prenda que según Vivian te mantiene fresca y luciendo juvenil siempre. Saber llevar lo que te pongas es la clave.

Vivian piensa que una de las mayores adicciones en la actualidad, son los dispositivos electrónicos y las redes sociales; el colmo es que hay gente que “postea” fotos de su diario vivir desde que amanece hasta que se acuesta en la noche. Todo, todo, todo lo “postean”. Reconoce que cuando hay temas candentes en el país se deja seducir por las redes de opinión porque no se cansa de leer de todo; pero que al final vuelve al camino y se auto regula.

Algo que me conmovió fue su mensaje de empoderamiento a las mujeres entre 40 y 50 años, que a veces sienten que la vida ha llegado al final o están atravesando por situaciones difíciles:

Lo primero en la vida de todos debe ser Dios, porque ese es el que todo la sabe y todo lo puede, de hecho diariamente al despertar deberíamos tener nuestra conversación personal con él (ella lo hace). Si tenemos un problema lo primero es acudir a él en busca de su misericordia, luego buscar ayuda terrenal para nuestro problema con alguien en quien realmente confíes y lo último y no menos importante no quejarnos (las mujeres todo lo volvemos un drama), no es que no vamos a llorar, porque de esa manera hay desahogo, sino el estar constantemente quejándonos de lo que nos pasa no es saludable y no ayuda en nada.

Al final esta “mujer con pantalones” a quien no le molesta que la identifiquen así, es en escencia una dama inteligente que trabaja, sigue felizmente re-enamorada de su marido, madre de tres que ya se le crecieron, hija de un guapo señor cubano que su genialidad es superada por pocos, que lleva la moda que le acomoda, amante de los perros y fiel creyente de que los pájaros deben vivir libres y no enjaulados, es un ser humano lleno de anécdotas y conocimiento porque ha tenido una vida como pocas, pero que sabe compartir sus vivencias.

En hora buena First!! Que sea la primera de muchas conversaciones entretenidas. Siempre manteniendo esa humildad de corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s