¿Y el código de Vestimenta Qué?

 

moda

Yo no sé si ya me está cayendo lo que llamamos en Panamá “el calendario”, pero hace algún tiempo me vengo quejando porque al entrar en algunos lugares veo como la gente en pro “disque” de la moda, que en realidad es su moda, visten cuanta locura.

Mentira, esto no tiene que ver con mi edad, toda la vida he tenido una cierta forma de vestir, que ante los ojos de gente que sabe, al parecer paso la prueba. Solo utilizo lo que muchos tienen dormido, el sentido común.

Particularmente estando en la misa este domingo que pasó, casi me da un soponcio porque de verdad ha llegado un punto en que no se respeta ni el templo, lo que para nosotros es lo más sagrado, la casa de Dios; ¿Cómo es posible que la gente vaya a la iglesia en shortsitos cacheteros, en straples, en transparencias, en espalda fuera, chancletas, hombres con ropa de hacer ejercicios (camiseta y short) todos sudados, otros con bermudas, no se quitan las gorras ni los sombreros? y encima tienen el coraje hasta de comulgar así y nadie dice nada, todo muy normal.

Era en esos momentos donde yo gritaba por dentro y decía a Dios: “Padre yo vengo hasta aquí para escuchar tu palabra y meditar, reflexionar sobre lo que nos dejaste escrito, y me toca ver esto; por favor ¿podrías por esta hora ponerme el cuello tieso y como caballo perchero, que no pueda ver más nada solo el padre y el altar? para dejar de PECAR aquí dentro porque los estoy mandando a todos pa’l carajo mentalmente; pero que va!! creo que en eso consiste la penitencia en tener que ver y sufrir.

Sería mucho pedir si usted dama no se quiere poner traje o falda, al menos ponerse unos pantalones largos decentes (que no se le vea la cajita que tiene musiquita) con una blusa o sweater? o a los caballeros pantalones largos, camisa o sweater que no sea camiseta? eso sería lo mínimo que exigiría un código de vestimenta para entrar a todos los templos religiosos, al final hay un poco de desubicados, faltas de sentido común e irrespetuosos que ABUSAN.

Después viene uno de esos curas que le gustan las cosas como Dios Manda; y entonces cuchichean y le dan plomo al padresito jejejeje. Chuleta! Este mundo torcido y loco, que por andar defendiendo las libertades nunca falta alguien que se pasa de la raya por calles.

Llega el momento de una pregunta de rigor; ¿Si a esos desubicados los llegan a invitar a la casa blanca, presidencia de nuestra república o un lugar que percibimos todos como importante, llegarían vestidos así?, no creo, lo dudo mucho. ¿Entonces porque para ir a la casa de alguien que es más importante van con la mamarrachada?

Y de repente ZAZ! me doy cuenta del escándalo por redes que se ha formado por la vestimenta inadecuada que llevó una Diputada a la Asamblea y dije ajáaa así los quería agarrar!, por supuesto después de todo lo que leí no me quedaba nada más que imaginarme a doña Penny y a mi amiga Cindy desmayadas ambas, dándole primeros auxilios, tratando de revivirlas, después de todos los consejos de vestimenta y buenos modales que las dos se desviven por dar a la población pero que todo mundo se hace el loco.

Quiero que sepan que soy lo que quieran menos puritana ni persignada, soy pecadora como todo el mundo, me gustan las piezas sexys pero elegantes y las cosas de moda que me van.

Cuando era más chiquillona, hasta una que otra repelencia me puse jejeje pero cuando tocaba mostrar respeto siempre siempre volvía al carril de la derecha y me mantenía dentro de lo aceptable.

Al final del camino, esto de la vestimenta no tiene nada que ver ni con estatus, ni con dinero, solo tiene que ver con sentido común y buen gusto.  Y saber que no todas las modas nos va bien a todos y que hay lugares que merecen una tregua, un respeto.

A aquellos que tienen cierta posición importante en empresas o altos puestos gubernamentales, por favor si saben que “patinan” a veces, denle de comer a los asesores(as) de imagen y queden bien. Que salgan en la primera plana por sus méritos y trabajos; no por la mala vestimenta.

Termino diciendo que no faltará un par que me quiera apedrear pero me importa un rábano porque estoy en lo correcto y nunca voy a dejar de defender la verdad.

Como siempre los quiero de gratis y recuerden podemos ser Cuarentidivas y Cuarentisexys sin malos gustos.

 

P.D. Sé que la nueva moda de las pelaitas es el dichoso shortsito cachetero que no soporto porque hasta para las fiestas formales se consiguen uno igualito pero con lentejuelas, disque para ser finas.

Aprender a tener buen gusto nenas, si no empiezan ahora, después pasarán grandes vergüenzas.

Decidí escribir más jocoso y con mis panameñísmos. Siguiendo los consejos y recomendaciones de mi amiga Mary U. Un besote….

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s