Sexy es Actitud

marilyn

En algún momento de la historia a alguien se le ocurrió inventar aquello de “Los Hombres son de Marte y las Mujeres son de Venus” solo para dar una explicación abierta y clara de que somos tan diferentes que no hay manera que nos entendamos ni por casualidad (ellos dicen que somos complejas pero figúrense y ellos?); al mismo tiempo no podemos vivir unos sin los otros.

Hemos vivido por los siglos buscando la manera de agradar al genero opuesto, pero dentro de lo que nosotros consideramos, bello, apropiado, sexy, atractivo.

Qué es sexy? no me lo van a creer pero uno de mis hijos varones un buen día filosofando conmigo me dice: “mami todo es actitud” y empezó mi meditación al respecto.

Para nosotras, estar delgadas, curvilíneas, con ropa bonita y buena, perfume, zapatos de tacón buen maquillaje y otros artilugios quizás es nuestra idea de ser sexys. Y entonces, un buen día nos encontramos por la calle con este hombre triple guapo y súper buena gente acompañado de una muchacha no tan agraciada, ni tan alta,ni tan delgada, a veces con anteojos, sin casi nada de arreglo personal; y lo realmente fascinante es que a ese hombre se le sale la baba por esa chica. Y nadie entiende nada y nos quiere dar un faracho. jajajajaja

Lo mismo ocurre con ellos, se juran que el exceso de músculos (que a veces parecen unos inflables) es el estado máximo de guapura y masculinidad, pero a las finales vemos chicas hermosas con muchachos no tan agraciados y ellas felices y sonreídas toda la distancia, algunos le llaman “labia”.

Prueba fehaciente de que para ambos géneros “lo sexy” no tiene el mismo significado. Y ninguno de los dos ha encontrado el equilibrio para darse cuenta que es lo que le gusta a la contraparte, sin embargo hay quienes lo logran con éxito.

Creo que definitivamente mi hijo sabio tiene razón, sexy no es más que esencia, actitud, es ese “no sé que” que tenemos todos pero no todos lo mostramos ni sabemos que lo tenemos, a veces la mirada, un movimiento, una expresión, morderse el labio jejeje (que se yo), y eso no tiene nada que ver con presencia e imagen.

Han habido ocasiones en que vemos una gordita con mucha actitud y sensualidad y la gente se cree que no tiene derecho y le llaman hasta descarada, que coraje!  Esa gordita como atrae miradas! y las flaquis dicen: pero que tiene esa, si hasta gorda es? Entérese de una vez por todas: a los hombres no les interesa la talla, para que lo sepan. Hay algo que ellos ven más allá.

Existe gente sexy y sensual de todas las edades, tamaños y formas, es algo en lo que nadie repara pero que enamora. Un hombre o mujer que descubre que es sexy y sabe utilizarlo es de temer jejeje puede lograr cosas grandes y maravillosas a su favor y en favor de la persona que ame.

Cada quien decide que es lo sexy que le gusta de otra persona; sin duda para mi una de las cosas más sexys es la inteligencia, una buena conversación de altura, poder aprender algo positivo de la otra persona, la cortesía, el buen trato, la sencillez, el ver que practica la empatía y ayuda a los demás no solo es sexy sino que enamora.  Ajo! y no puedo negarles que un trasero bien formado y gran bailarin es la cerecita del cake jajajaja

Por supuesto, el tiempo me ha enseñado que a pesar de esa actitud, las damas debemos tener todo un ajuar atrevido, revelador sexy-sensual que como ayuda a mantener encendida la llama que todas deseamos sea eterna.

Este tema da para mucho más pero me parece que para ser la primera vez me he manifestado estupendamente y espero que cada uno descubra que es lo sexy que posee para que ponga al máximo su autoestima y sea felíz. UN BESO GIGANTE A TODOS. SSHHHH! guarden un secreto: siempre he sido fan de Marilyn Monroe creo porque para mí es la expresión máxima de lo Sexy de todos los tiempos.

Los Días Malos Sí existen 🙈😖

Me he sentado muchas veces a pensar y meditar sobre lo que lleva al ser humano a auto convencerse de hacer cosas o crearse realidades que se convierten como en tendencia me imagino que para sentirse que no todo está perdido, y llego a la conclusión que se viven tiempos tan difíciles en donde el “lado oscuro” o la maldad pareciera que ganara ciertas batallas.

Es entonces, que así como cuando no la ganamos la empatamos, desde hace unos años a esta parte la gente anda como en esta onda disque “hay que pensar en positivo” “debemos atraer las cosas buenas que deseamos (el fulano Secreto)” “no pensemos ni hablemos de cosas desagradables” etc etc; si un buen día amaneciste de malas, friqueado, frustrado o triste por cualquier motivo (lo cual es NORMAL) porque somos seres humanos, por Dios!, y se te ocurre la genial idea de decirlo, la gente voltea y te pela los ojos 😳😱😳, como si estuvieras blasfemando, y hasta te lo dicen: “nunca digas que te sientes mal o mas o menos; siempre sonrie y dile a todo el mundo que estas bien” (aunque te sientas podrida que carriso! si hay miseria que no se note). Jejeje y aquí es donde yo digo: pasamos de tratar de auto levantarnos el ánimo a ser tremendos hipócritas aparentando que estamos viviendo un paraíso. Es más, te catalogan como “mala vibra” y muchas personas extremas hasta te apartan.

O sea que si te va mal en el trabajo (debes aparentar que eres la más armónica y productiva), si te va mal en tu matrimonio o con tu novio (debes hacer ver que son la pareja felíz perfecta y hasta publicarlo en redes), si no tienes plata (pides prestado pero menos quedarse en casa, ah! Y que todo mundo vea que saliste) jajajajaja

Pues ahora quiero decir alto y claro a todo el que me lea, que los días tristes, miserables y amargados sí existen, que es algo totalmente normal, que por nuestras venas corre sangre, que existen altas y bajas, los días de luna y las mareas;  que todos lo vivimos pero no todos quieren reconocerlo y que los valientes que sí lo dicen a veces solo sueltan frases como: “hoy se me aplicó toda la ley de Murphy” jajajajaja o frases parecidas.

Me van decir a mi que no reconocen un día en que te paras y desde que te despiertas medio amanecida(o), te ves al espejo y ya notas que estas con el feo alborotado, el cabello impeinable, te vas a desayunar y se te riega el café en la ropa, te vas y se te flatea una llanta o te das un “piquito” con otro carro en la calle, llegas tarde a alguna reunión importante o te encuentras a alguien que se sale con alguna malcrides que te hace sentir como cucarachita, te llaman para cobrarte algo que no puedes pagar en el momento, o pierdes la última oportunidad que tenías para hacer efectivo algo que te iba favorecer. Te estresas porque la demanda de los multiples deberes y actividades de tus hijos en el colegio te dan ganas de salir huyendo o hacerte la muerta jejejeje. Te figuras que vas a terminar con éxito alguna negociación que al final se agua; y nunca falta que te llame tu ejecutiva del hogar para decirte que se rompió una tubería en casa que hay que correr a llamar al plomero, o se acabó el gas o se ha quedado sin luz por A ó B y hay que llamar al electricista.

Y para rematar te enteras que alguien que estimas está enfermo o tu misma(o) te enfermas. Llueve y te empapas de arriba abajo. Bueno en fin la lista puede seguir y seguir; lo cierto es que lo único que te provoca ese día es irte directo a tu casa empijamarte, meterte en la cama y que nadie te moleste por nada; que nadie llame; si les soy sincera hay días así que digo sabes que? Cierro operaciones y me largo a mi casa y lo he hecho.

Al final del camino; esos días sí existen pero NO es el fin del mundo, las horas pasan, los días pasan y las cosas o se arreglan o se terminan de “joder” pero lo importante es que lo afrontemos, le metamos el pecho, al mal tiempo darle prisa y la vida continúa. No considero que sea pecado decir que te sientes mal o estas mal el día que así lo sientas, es más bien de valientes reconocerlo; quien es verdadero amigo se aploma a tu lado y te dice sabes que? Tranquilo(a) yo estoy a tu lado y olvidate y si podemos ir a tomarnos un café ☕️ o una copita 🍷y hacer catársis, estupendo!! Mañana será otro día y echemos una oración a nuestro buen papa Dios para que nos abra el camino y nos haga sonreir.

Ante las adversidades “ni cebo” no dejarse jajajaja vamos pa’lante; vamos pa’ encima. (Panameñismos a los que no puedo renunciar).

Como siempre les digo, los amo. Le dedico esta semana mi blog a mis amigas que se han aplomado a mi lado varias veces y me han ayudado a sonreir a pesar de días estúpidos.

 

Moda a Quien Acomoda!💝👠👛👗👙

No es ningún secreto que Panamá es un país pequeño con pocos habitantes y en aquellos 80’s cuando yo era niña y adolescente eramos menos por consiguiente aquí no llegaban muchas cosas a las que solo pocos (los que viajaban tenían acceso), entiéndase a quienes podían viajar al extranjero.

En Panamá habían muy pocas tiendas exclusivas; si mi mente no me traiciona puedo mencionar rapidamente algunas como: Felix B.Maduro,Danté,Harpers Bazar,Sarah,Otras como Diorvet,Bazar Madrid,Bon Bini y algunas otras en Vía España y áreas aledañas y las clásicas Boutiques pequeñas que ya tenían su clientela y que ofrecían hasta crédito a sus clientas de confianza. Las tarjetas de crédito eran reservadas para personas con ciertos ingresos y los bancos eran realmente exigentes; así que la clase media y media baja no todo el tiempo podía comprar en estos exclusivos almacenes y fue en esos momentos en que algunas personas vieron la oportunidad de negocio frente a sus narices empezaron a viajar a Miami y Nueva York principalmente compraban ropa y zapatos, regresaban y (desde su propia casa) a vender a crédito persona a persona (aunque no lo crean basado únicamente en la buena fe de la vendedora) porque en la mayoría de las veces no había de por medio ningún pagaré, ni contrato ni nada; todo era un trato de palabra entre ambas partes. Y adivinen como era el método de pago?: pues los días de quincena la Vendedora/comerciante se iba personalmente con su libretita de recibos hasta el trabajo o la casa de cada una de sus clientes, nada de banca en línea, transferencia o pago a cuenta, a expensas de que muchas no pudieran abonarles.
Quienes no podían comprar ni en los almacenes que mencioné, ni a las vendedoras independientes les tocaba ir a los almacenes populares que tenían una ropa espantosa cuyas propagandas televisivas era doblemente más espantosas.
Poco a poco pasó el tiempo y hemos visto como creció nuestra hermosa ciudad llenándose de Centros Comerciales y Mall en donde hay una oferta competitiva día a día de ropa una más bella que la otra (sin contar lo que nos llega por el mercadeo de tv y redes) y ni hablemos de los accesos a las tarjetas de crédito que han ido en aumento de los noventa a esta parte.
Hemos llegado al punto en que los que pensaban que andar de “marca” disque cara era ponerse las deportivas y lo más costoso que encontraramos en los almacenes finolis.
Nuestros ojos se han abierto y lo que antes se veía solo por tv en pasarelas de Europa llegó a Suelo istmeño. Marcas como: Guci,Ferragamo,Fendi,Louis Vuitton,Dior,Armani,Chanel,Dolce & Gabanna,Carolina Herrera y otros.
Lo realmente asombroso no es que existan y ya esten aquí sino que haya quien pueda comprarlas sin ningún reparo y relax cero stress (una comprita más), es más tenemos un mall que es la oda a estas exclusivas tiendas.
Personalmente me siento muy felíz y orgullosa de los avances de mi país; sin embargo al mismo tiempo han llegado marcas que quizás no son de diseñador ni son tan fufufu pero si sabes escoger, tienes buen gusto, te calza de maravilla y te sientes estupenda no es necesario gastar tanto e igual quedas bien representada.
Todas las mujeres quisieramos vernos vestidas de diseñador de día y de noche pero a veces tiene más mérito buscar dentro de nuestras posibilidades algo que nos vaya como anillo al dedo y que todo el que te vea voltee y te diga “que guapa que siempre te ves”. Saber encontrar ese equilibrio no tiene precio y da grandes satisfacciones.
Seamos cuarentidivas, cuarentisexys y encima creativas y seremos admiradas. Amén de que lo realmente importante no está en la ropa sino en nuestras mentes y corazones.
Solo para el record; se consiguen cosas divinas, estupendas en tiendas de saldos tanto en Panamá,Estados Unidos y hasta en la web. Quien diga que nunca las ha visitado miente jajajajaja
Les quiero mis divas y divos.

Panameñita Vidísima Mía!!

mami y muñe

Digo con todo orgullo cada vez que puedo que si bien es cierto tengo sangre Española y Cubana corriendo por mis venas, me ha tocado la bendición de nacer Panameña, hija de panameños, nieta de dos criollas casadas y enamoradas de un par de extranjeros que amaron hasta la muerte este suelo patrio.

Cuando era pequeña algo así como 3 ó 4 años, acompañé a mi mamá al salón de belleza de una prima de ella, que era su estilista, allí una persona que confeccionaba polleritas de niña había dejado a concesión una a ver si se podía venderse. Al llegar yo no pude despegar los ojos de aquel vestidito con mucho vuelo de color rojo (que ni sabía que era, solo lo veía bonito y que me gustaba mucho), como nací coqueta, que va!! no podía evitarlo y literalmente me encapriché y hasta le lloré a mi mami para que nos la lleváramos; sepa Dios a que acuerdo habrá llegado mi madre con su prima para pagarle la prenda y al salir iba realizada y triunfante, se acercaban los carnavales y me pusieron mi pollera colorada. Jo! me sentía como la misma reina.

Pasaron los años y mi mamá con mucho sacrificio fue mandando a hacer piezas tanto de polleras como de prendas de oro y bañadas en oro, porque quienes no saben, conocedores indican que la pollera panameña de lujo es el traje típico más caro del mundo, otros dicen que el más hermoso y  mejor elaborado, debido al trabajo que lleva coserla a mano completamente; y yo no desmiento porque para mí es eso y más. Afortunadamente, puedo decirles que a lo largo de mis cuarenta y tantos años me he puesto parte de la hermosa colección de mi mamá y aquella pollerita de niña luego se la puso mi hermana, mi sobrina y mi hermosa hija (ese día yo no cabía en mi pellejo). Vale la pena mencionar que la pollera le sienta a mujeres de todas las edades desde bebes hasta ancianas de noventa y tantos años. Surte un efecto de belleza que quien la usa se siente en la cima del mundo.

Panamá como todos los países tiene una población y gobiernos llenos de virtudes y defectos, pero a pesar de esos defectos, con la bobería llevamos 112 años siendo independientes y soberanos, no se crean han habido un par de “bellacos” que han querido acabar con esa libertad y han tratado de someternos pero Dios es grande y Panameño porque afortunadamente hemos salido bien librados de la maldad.

Y seguimos viviendo con nuestra calor y humedad sin igual (a la que ya casi estamos acostumbrados), hemos seguido comiendo tamales, bollos preñados, almojabanos, torrejitas, chorizas, saus, pan bom, ceviche, rondon, plantintá, arroz con pollo, plátano en tentación, ensalada de toldo y sancocho con arroz blanco, además de las chichas de naranja con raspadura, saril y arroz con piña, comemos duros de nance, jobo, naranjilla y rosa. Seguimos bautizando a nuestros hijos por todo lo alto, tomando a pecho la semana santa, los carnavales y botando la casa por la ventana cuando nos casamos o si alguna familiar o pariente decide ser reina (apoyarla hasta que ya) ponernos nuestro mejor “chachai” y salir para el jolgorio, julepe y arrepinche. jajajaja

Seguimos recibiendo y adoptando con los brazos abiertos a todos los extranjeros que ya sea por placer o por exilio deciden quedarse viviendo entre nosotros, porque de esa mezcla venimos todos y ya estamos acostumbrados, ustedes solo pregunten por cualquier colonia extranjera y en Panamá hay. Y no solo nacionalidades sino religiones, todos entren que caben 100, porque no discriminamos, creo sin temor a equivocarme, que en la ciudad de Colón (zona libre) es uno de esos pocos lugares del mundo en que musulmanes y judíos tienen sus negocios unos alado o en frente de otros y no pasa nada, hasta comen juntos y todos en santa paz, se respetan.

Seguimos creciendo, echando pa’lante sin detenernos a pensar si tendremos éxito o no, seguimos llorando cada vez que escuchamos la canción “Patria” de Rubén Blades, seguimos apoyando nuestra selección de fútbol pierda o gane, eso para nosotros no es requisito para seguir apoyando, seguimos queriendo tomarnos una foto con Roberto Durán cuando nos lo encontramos por la calle y a ese le permitimos que diga lo que le da la gana porque se lo ha ganado a los puños jejejeje

Seguimos viendo nuestro canal como algo tan normal, porque hemos nacido viéndolo y visitándolo; pero en realidad mantiene económicamente muchos bienes comunes en el país, y cuando viene alguien de fuera y queda con la boca abierta al verlo, nos cae el real de lo tan importante que es, porque somos sencillos, somos los recién bautizados “canaleros”. Cuando yo era chiquilla los canaleros o zonian eran los gringos que vivían en las bases norteamericanas.

Después de una breve investigación por internet he descubierto que Panamá es el país de centro y sur américa en donde menos migran sus habitantes a otras partes del mundo; y pensé: por algo será, aquí aunque no haya plata ni para comer, alguien te recibe y te da un plato de sopa, aquí todavía es permitido caer y levantarse, por alguna razón damos segundas y hasta más oportunidades. Somos nobles por naturaleza, pero ojo! no pendejos. (disculpen el francés pero es lo que aplica).

Termino diciendo que soy una cuarentidiva muy orgullosa de haber nacido Panameña, que sigo rogando a Dios para que tengamos los ojos bien abiertos y no quiera “conguearnos” ningún “juega vivo” y podamos seguir avanzando.

Que me encanta viajar, pasear y conocer pero para vivir: en Panamá, que si por alguna mala pasada de la vida me tocara mudarme de país me pasará lo que le ocurre a las ranas doradas cuando las sacas del Valle de Antón. Un “soponcio”, una “moridera”, un “faracho”, jajajaja mentira, ellas las pobrecitas mueren.

He utilizado muchos panameñismos porque ha sido mi manera jocosa de honrar mi terruño.

Se les quiere de gratis y me encantaría leer sus opiniones y comentarios.